El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

santiago fue un clamor de voces

Exigen dimisiones tras la peor crisis incendiaria en Galicia

Doce mil personas, según la Policía, y cuarenta mil, según los organizadores, protestan por la gestión de la Xunta y reclaman una investigación en el Parlamento // Convocada por la plataforma Sós contra o Lume, la marcha fue apoyada por el PP, y contó con la presencia de Rajoy y Núñez Feijóo

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 18.09.2006 
A- A+

Gallego
El Obradoiro se llenó de pancartas muy críticas con la gestión realizada durante la ola de fuegos. Abajo, Rajoy, Feijóo y otros líderes del PP
FOTO: Gallego

Miles de personas -doce mil, según la Policía Local, y cuarenta mil, según la organización- exigieron ayer en Santiago responsabilidades políticas por los incendios forestales que arrasaron Galicia este verano. Convocados por la organización Sós contra o Lume y apoyados por la plana mayor del Partido Popular los manifestantes criticaron la gestión del Gobierno bipartito durante la crisis y protestaron por la negativa a abrir una comisión de investigación en el Parlamento gallego.

Detrás de una primera pancarta en la que se leía Cando Galicia arde, non hai que ser cobarde, la protesta partió a las doce del mediodía de la plaza de Galicia para llenar después la plaza del Obradoiro. La marcha contó con la participación de numerosos representantes del PP, entre los que se encontraba su presidente, Mariano Rajoy, y el líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo.

Visiblemente molesto porque desde el Gobierno de Zapatero se insinuase que podía haber detrás de los incendios tramas organizadas y se acusase veladamente al PP, Rajoy quiso resaltar el informe de la Guardia Civil en el que se niega la existencia de grupos organizados. "Ha sido un Gobierno incapaz, ineficaz y, sobre todo, ha sido un Gobierno incapaz de asumir sus responsabilidades y ha pretendido descargar las culpas contra otro", aseveró Rajoy, quien pidió que haya pronto un plan "como Dios manda" para prevenir el fuego e indemnizar convenientemente a los afectados.

Cartas a los alcaldes

Para el presidente de los populares la marcha de ayer fue la "más importante de Galicia en los últimos quince años", si bien no congregó ni a la mitad de personas que la primera manifestación en protesta por la gestión del Prestige convocada por la plataforma Nunca Máis. Rajoy eludió las preguntas de los periodistas en torno al envío de cartas a los alcaldes del PP recomendándoles que retrasasen la contratación de brigadas para combatir el fuego. "Yo soy partidario de que los gobiernos asuman sus responsabilidades", se limitó a asegurar.

Por su parte, Alberto Núñez Feijóo consideró que el bipartito falló de una manera "estrepitosa" durante el verano y le pidió que reflexione y escuche las protestas de los gallegos. Para el líder del PPdeG la manifestación de ayer demuestra que "la gente no está de acuerdo con la actitud del Ejecutivo, durante y después de la catástrofe". Por eso, pidió una reflexión al Gobierno de Pérez Touriño para que "escuche a la gente, que no peque de soberbia y que sea humilde" para reconocer que "hubo fallos" que conllevan "responsabilidades políticas".

Incluso más duro en sus intervenciones se mostró el alcalde popular de Barro y fundador de la plataforma Sós contra o Lume, José Antonio Landín. Aseguró que lo que había sucedido en el mes de agosto no había sido fruto de la casualidad, sino una consecuencia clara de la "descoordinación y de la improvisación" del Gobierno del PSdeG y del BNG.

LOS DATOS

Cuatro víctimas

La plataforma Sós contra o Lume resaltó ayer que este verano por primera vez se produjeron cuatro víctimas mortales ajenas a los servicios de extinción. Celia Golmar y Marisa Castro fallecieron el 4 de agosto en Cerdedo; el día 6 perecía en Campo Lameiro Manuel Parada, y el 12 perecía en el hospital de Vigo Gustavo Vallejo, tras quemarse en A Cañiza.

77.000 hectáreas

Según el balance realizado por la Consellería de Medio Ambiente, este verano ardieron en Galicia unas 77.000 hectáreas de terreno. Los populares gallegos fueron los primeros en lanzar las cifras de la catástrofe y afirmaban que se podían haber calcinado 180.000 hectáreas. Ayer los convocantes de la marcha hablaban de unas 80.ooo hectáreas .