El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

Miño y O Pino son los puntos polémicos de Fadesa en Galicia

El proceso de expropiaciones en la macrourbanización ha llevado a los propietarios a denunciarla // El mismo problema se va a repetir en el futuro polígono industrial

12.10.2006 
A- A+

La pujante Fadesa que con toda seguridad se integrará en Martinsa mantiene dos puntos polémicos en Galicia, aspectos éstos que no parecen empañar lo apetitoso de una compañía que posee 21,7 millones de metros cuadrados.

El más conocido es el de la famosa urbanización Costa Anácara, situada en Miño. Más de 1.200 viviendas, entre apartamentos y chalés; un campo de golf; y un hotel a escasos metros de una autopista y de la playa. Una localización ideal que se topó con un obstáculo: los vecinos. Las expropiaciones se pagaron a seis euros el metro cuadrado y los propietarios han recurrido la decisión.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) les dio la razón en primera instancia y la compañía ha recurrido, aunque en diversas ocasiones ha explicado que dicha sentencia no paralizó las obras, sino que llamó la atención sobre un defecto de forma en la tramitación urbanística de las expropiaciones.

Se están entregando

De hecho, muchas de las viviendas proyectadas están acabadas y se están entregando a sus nuevos inquilinos.

Un asunto similar amenaza con acabar también en los tribunales. Y también por el precio de la expropiación. Fadesa planea construir un polígono industrial en O Pino, cerca de Santiago, con una extensión de un millón de metros cuadrados.

Un millón de m²

Ya cuenta con 300.000 de ellos y el ayuntamiento ha dictado que pague seis euros por cada metro cuadrado que se expropiará de los 700.000 metros cuadrados restantes. Los propietarios de éstos están en desacuerdo y han solicitado su exclusión para poder participar en la urbanización del terreno y, posteriormente, gestionar su parcela en el polígono, con la consiguiente revalorización del mismo.

A pesar de ello, el consistorio de O Pino, dirigido por Manuel Taboada, le ha cerrado la puerta a esa posibilidad, por lo que los propietarios creen que lo más probable es "llegar a juicio", según ha declarado uno de ellos a EL CORREO.

LOS DATOS

El pez chico se come la ballenaEl suelo con el que cuenta Martinsa, según cálculos del sector inmobiliario, permitiría edificar nada menos que treinta mil viviendas. Es una cifra redonda, pero cinco veces inferior al potencial que le otorgará la compra de Fadesa, con terreno para levantar más de 150.000 pisos y chalés.

Activos por más de diez mil millonesFadesa cerró el primer semestre del año con activos inmobiliarios valorados en 10.019 millones de euros, según la consultora CB Richard Ellis, que registra un aumento del 14% frente al cierre de 2005. Sólo el suelo valdría 6.087,5 millones .