El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

LOS DEBATES DE LA NUEVA GALICIA

Un nuevo centro asesorará el diseño de planes urbanos

Política Territorial refuerza ya en 2007 el apoyo económico y técnico a los concellos para la redacción del PXOM // Huyen de responsabilizar al poder local de las "desfeitas" de la construcción // Xunta y ayuntamientos avanzan en la creación de la agencia de la legalidad urbanística

R.LIZCANO • SANTIAGO / FOTOGRAFÍA • CRIS TOBÍO   | 29.10.2006 
A- A+

Gallego
El urbanista Ánxel Viña, izquierda, con el constructor José Otero, el director xeral Ramón Lueje, el alcalde Xosé Crespo y el arquitecto Felipe Peña, en el hotel Palacio del Carmen
FOTO: Gallego

Un nuevo centro entrará en marcha en 2007 con el cometido de avanzar en el estudio del territorio, de impulsar la elaboración de unas directrices generales de ordenación y de asesorar y prestar apoyo técnico a los ayuntamientos en la compleja labor de sacar adelante planes de urbanismo. Así lo anunció el director xeral de Urbanismo, Ramón Lueje, en los debates que el Grupo Correo Gallego organiza semanalmente a través de Radio Obradoiro.

El Instituto de Estudios do Territorio, contemplado en los presupuestos de 2007, será una herramienta más para mejorar la coordinación de los distintos niveles de la Administración implicados en la ordenación del espacio. El nuevo organismo se suma a la ya iniciada puesta en marcha de la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística, un ente consorciado entre Política Territorial y ayuntamientos, de incorporación voluntaria, para vigilar el cumplimiento de la normativa.

El director xeral de Urbanismo, Ramón Lueje; el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Xosé Crespo; el arquitecto Felipe Peña, el urbanista y economista Ánxel Viña y el constructor y promotor José Otero Pombo analizaron la marcha de la planificación urbanística en Galicia y la distribución actual de las competencias entre administraciones.

Todos coincidieron en que no se puede responsabilizar a los ayuntamientos de los errores y en que limitar sus competencias no sería en ningún caso garantía para un mejor urbanismo.

"Hoy se preconiza, quizá como consecuencia de determinadas prácticas absolutamente condenables, desposeer a los concellos de sus competencias pero creo que el debate no debe hacerse en esos términos", apuntó el director xeral de Urbanismo. "Los concellos deben tener las competencias para definir el modelo que quieren, otro debate es: ¿responden las actuaciones a las necesidades de la población a la que van dirigidas? Hablaríamos entonces de control y gestión de esas competencias", continuó Ramón Lueje.

Xosé Crespo, alcalde de Lalín y presidente de la Fegamp, fue más allá en el argumento: "Quen debe ter as competencias é a administración que está máis preto do cidadán. Non pode ser que as actuacións dalgúns corruptos ou desaprensivos salpiquen a unha maioría que ten as mans limpas". Crespo consideró que el actual modelo de "responsabilidade compartida", donde corresponde a los concellos la redacción y ejecución de los planes urbanísticos y al Gobierno autonómico su aprobación definitiva, es la opción "máis idónea".

Eso sí, Crespo incidió en la necesidad de seguir avanzando en sistemas de colaboración que respalden la labor de los consistorios. Apoyo técnico en la redacción del plan y respaldo institucional para frenar la "demagoxia" de la oposición, "que, sexa da cor que sexa, sempre fai do plan xeral unha arma arreboladiza contra o goberno de turno", fueron las peticiones formuladas por el regidor lalinense.

Con más fuerza, el arquitecto Felipe Peña, insistió en una "maior presenza técnica da Administración autonómica nos municipios". El representante del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) señaló algunos límites en el proceso de descentralización política: "O límite dos municipios é artificial. O mundo é continuo. As poboacións e os equipamentos superpóñense". "Os plans supramunicipais son poucos, igual que as áreas metropolitanas en marcha", lamentó el arquitecto Felipe Peña, demandando para los ayuntamientos "coordinación" con la Xunta: "Non falaría de fiscalización ou de control, si de coordinación". "É moi difícil pedir a un concello que xestione o seu trozo de costa. Ten que haber un control por riba dos consistorios, sobre todo no tocante á protección do medio", apuntó Peña.

Ánxel Viña, economista y responsable de Oficina de Planificación, levantó la voz en defensa del trabajo de los ayuntamientos y dijo que si algo falta en Galicia es una "ordenación do territorio no nivel de Administración autonómica". "Teño para min –apuntó el urbanista– que o proceso de control e mínima racionalización do territorio ten un único instrumento: a planificación municipal. Non hai outro". "Cómpre reforzar a capacidade técnica dos concellos, pero cómpre máis aínda máis respecto institucional cara ás administracións locais", denunció Viña.

"Entono o mea culpa como colaborador de certas desfeitas que se están facendo", apuntó el promotor José Otero Pombo, que echó de menos una mayor "complicidade e participación" de la ciudadanía en los procesos de planificación del espacio. "Debería fomentarse a implicación da sociedade para "non quedarnos no ‘é cousa deles’ e no ‘a ver que me deixan facer".