El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

Federación Galega de municipios

La Fegamp justifica la presión urbanística como método para que los municipios puedan "sobrevivir"

"Los ayuntamientos tienen que buscarse la vida" y justificó que, por ello, en algunos "se utilice el patrimonio municipal para poder sobrevivir", dijo Crespo, presidente de la organización

13.12.2006 
A- A+

El presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Xosé Crespo, acusó hoy al Estado y a las comunidades autónomas de "usurpar" a los ayuntamientos la financiación que precisan para ejecutar sus competencias y, por ello, amparó la presión urbanística como fórmula para que los municipios "se busquen la vida" para poder "sobrevivir".

En una entrevista en la Televisión de Galicia (TVG), Crespo denunció que las entidades locales carecen actualmente de los medios para asegurar "servicios de proximidad", puesto que los 315 que hay en Galicia están "en la UCI económica", después de que, en las últimas décadas, ni la Administración central ni la autonómica les "diesen la financiación que les correspondía".

En consecuencia, insistió en que, "lógicamente, los ayuntamientos tienen que buscarse la vida" y justificó que, por ello, en algunos "se utilice el patrimonio municipal para poder sobrevivir", especialmente en el caso de los del litoral. Así, recordó que en el interior prácticamente "no existe presión urbanística, porque no hay dónde hacerlo", lo que agrava la asfixia económica de sus ayuntamientos y les impide "que puedan vivir".

Con todo, juzgó que los consistorios "lo están haciendo lo mejor posible" en esta materia y, por ello, atribuyó los problemas urbanísticos a que "no había una tradición adecuada", puesto que "prácticamente no había planes". "Tenemos una carencia histórica porque, hasta ahora, este tema era de segunda división y no le prestábamos atención", aseveró.

MEDIOS SUFICIENTES

En esta línea, aseguró que las corporaciones locales son "las primeras interesadas en que haya una ordenación efectiva", si bien matizó: "ahora, tenemos la forma de funcionar que tenemos y necesitamos medios suficientes, porque si no, al final, al que se perjudica es al ciudadano".

Además, subrayó que los municipios piden desde hace años un Plan del Litoral y precisó que "ya tenía que estar funcionando" este mismo ejercicio, ya que, de esta manera, "probablemente" no habría habido que legislar la suspensión cautelar de la construcción a 500 metros de la costa en los casos en los que los planes municipales no estén adaptados a la normativa.

Según él, esta prohibición es "injusta, porque pueden pagar justos por pecadores" y, en consecuencia, reclamó a la Xunta que "agilice el plan y luego la ley", cuyo anteproyecto contará con un posicionamiento unánime a final de mes por parte de la federación, que lo elevará a la Consellería de Política Territorial.

PLANES SIN ADAPTAR

Xosé Crespo censuró también que la Ley del Suelo "no supusiese un punto de inflexión", como prueba que tan sólo una decena de planes municipales están adaptados y que cinco años después "se sigue sin planeamiento". Además, denunció que los ayuntamientos "lo tienen muy difícil, con una carrera de obstáculos constante, porque cada vez que hay una normativa nueva, siempre hay problemas para el urbanismo".

"Imagine un ayuntamiento que está ocho años para hacer un plan, porque en teoría pasan dos años, pero en la práctica son ocho, y luego llega la Xunta y dice que no, que hay que empezar de nuevo. Eso es lo que no puede ocurrir", explicó, tras lo que denunció que, aunque los municipios también "tienen responsabilidad, lo que no tienen es margen".

Al respecto, Crespo advirtió de que un planeamiento supone un "arma de erosión política tremenda, que se presta a la demagogia", por parte de la oposición y, a mayores, "las instituciones que tienen que echar una mano, como la Xunta, no son amistosas, sino hostiles". "No el Gobierno de ahora, también el de antes, en 25 años los ayuntamientos no progresamos nada, seguimos con acné juvenil político", concluyó.