El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

Sampaio

Los vecinos frustran la ejecución de la orden de derribo de la casa en Vigo

Los afectados no descartan acudir a A Coruña para "pedir explicaciones" al juez que dictó la sentencia // Más de 300 vecinos impidieron el acceso al inmueble a los técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento olívico

E.P. VIGO  | 01.10.2007 
A- A+

EFE/ Salvador Sas
Los vecinos impidieron con su presencia y sus vehículos el acceso de los operarios y maquinas del Ayuntamiento a la casa
FOTO: EFE/ Salvador Sas

Más de 300 vecinos se congregaron hoy en los alrededores de la vivienda de Sampaio en Vigo (Pontevedra) afectada por una orden de derribo que tenía que ejecutarse hoy y que finalmente no se llevó a cabo debido a las protestas y a la presión de todas estas personas, que rodearon desde primera hora de la mañana el inmueble e impidieron el acceso a la casa a los técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento olívico.

Así, sobre las 11.00 horas, momento que estaba previsto para el derribo, se presentaron en la zona, varios técnicos de la Gerencia de Urbanismo del ayuntamiento, entre ellos la propia titular, Julia Chamosa; así como la concejala de este área, Carmela Silva, aunque la presencia de cientos de vecinos les impidieron acercarse a menos de 50 metros de la vivienda. De hecho, los accesos a la casa permanecen bloqueados por seis turismos.

De este modo, al lugar de los hechos acudieron varios agentes de la Policía Local, que se limitaron a levantar acta de la imposibilidad de que los técnicos pudiesen cumplir la orden de judicial.

Una vez constatado este hecho, los agentes comunicaron a los técnicos y a la concejala de Urbanismo que habían levantado el acta, por lo que abandonaron el lugar, abucheados y rodeados por los vecinos en todo momento.

"Siempre se tiran las casas de los pobres"

EFE/ Salvador Sas
Manuel Silva y Charo Amorín ante la puerta de su casa
FOTO: EFE/ Salvador Sas

Entre los gritos que proferían las personas congregadas, las frases más pronunciadas constituían protestas por el hecho de que el Ayuntamiento de Vigo no hiciese nada y por que se permitiese que "siempre se tiren las casas de los pobres y no la de los ricos".

La concejala de Urbanismo intentó justificar la actitud del ayuntamiento y aclaró que "el ayuntamiento no puede hacer nada" y que la orden de derribo la emite un juez y no el gobierno.

Manuel Dasilva, el afectado, manifestó "el agradecimiento" por el apoyo prestado, pero recordó que lo de hoy fue "una pequeña primera batalla" y advirtió de que "volverán con más contundencia". Dasilva lamentó que su familia viva en "una incertidumbre total" y que "día a día se vayan agotando las fuerzas".

"Pedir explicaciones"

Tanto él como su mujer, Charo Amorín, aseguraron que los vecinos mostraron la voluntad de seguir apoyándoles y se plantean la posibilidad de desplazarse hasta A Coruña con el fin de "pedir explicaciones" al juez del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que emitió la sentencia de derribo de la casa.

Calificó la sentencia de "totalmente desproporcionada" y opinó que la oferta de realojo del alcalde, Abel Caballero, "tiene truco". "Luchamos por mantener nuestra casa que hicimos con nuestras manos", destacó.

Charo Amorín agradeció la implicación vecinal en el caso aunque admitió que "apenas tienen esperanza". Asimismo también agradeció el apoyo que reciben por parte de sus empresas, ya que ella trabaja como cajera de un supermercado y él en el Naval de Vigo.

A parte, acudieron al lugar representantes de la Federación Vecinal, de la CIG, a la que está afiliado el propietario, Manuel Dasilva, y el responsable de la CUT, Manolo Camaño. Los concentrados gritaron consignas de 'Justicia sí, derribo no'.