El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

presupuestos e infraestructuras

La Agencia de Legalidad Urbanística arrancará el último trimestre de 2007

Funcionará consorciada con los municipios y contará con unos 40 inspectores // La Xunta de Galicia eliminará en cuatro años los 86 tramos de concentración de accidentes // Revisará toda la red secundaria en seis años

E.P. SANTIAGO  | 24.10.2006 
A- A+

La Xunta aspira a eliminar en cuatro años la totalidad de los tramos de concentración de accidentes (TCAs) de las carreteras gallegas, para lo que en 2007 actuará en 22 de los 86 puntos que hay en la comunidad, al tiempo que pretende mejorar íntegramente la red secundaria en el próximo sexenio, empezando por 850 kilómetros el ejercicio que viene, el 17 por ciento del total.

Así lo anunció hoy la conselleira de Política Territorial, María José Caride, en la presentación de las cuentas de su departamento para 2007, que ascienden a 503,9 millones, un 10,9 por ciento más que este año y que, según ella, permitirán afrontar los "grandes retos" que Galicia precisa para el "desarrollo, la convergencia y la mejora de la calidad de vida".

En este sentido, destacó que el 92 por ciento de la partida global -463,25 millones- corresponde a inversiones reales y transferencias de capital, a las que se suman 285 millones extra presupuestarios a través de la Sociedad Pública de Inversiones (SPI) y de Acecousa, que elevan a 748,25 millones la cifra real para el próximo año.

Al respecto, Caride informó de que la apuesta por la mejora de la seguridad es uno de los "pilares fundamentales" de Política Territorial, que destinará 40,7 veces más que las últimas cuentas del PPdeG a la eliminación de los TACs, aquellos tramos de un kilómetro o intersecciones en los que se produjeron diez o más accidentes con víctimas en los últimos cinco años.

Además, subrayó que en los dos años que lleva en el poder, la inversión del bipartito en esta materia es 5,7 veces superior a la de la Administración de Manuel Fraga en toda la legislatura anterior. La partida para 2007 asciende a 22,44 millones que, según la conselleira, "prolongados en el tiempo" permitirán eliminar todos los puntos negros de la red viaria gallega en el próximo cuatrienio.

Mejora de red secundaria

De igual modo, Caride enmarcó en esta apuesta por la seguridad viaria las "actuaciones intensivas" para mejorar la red secundaria, para lo que el departamento autonómico ha previsto una proporción de más de dos kilómetros diarios, un total de 850 el ejercicio que viene, con el reto de revisar antes de seis años los más de 5.000 kilómetros que hay en total en la comunidad.

En esta línea, desde el último proyecto presupuestario del PPdeG, la partida para conservación ha aumentado un 260 por ciento y, entre los retos más importantes, destaca la realización de labores de limpieza y desbroce en el 100 por ciento de la red autonómica de carreteras dos veces al año. Al respecto, la conselleira informó de que una de estas actuaciones se producirá entre los meses de mayo y junio, con el objetivo de contribuir a las medidas paliativas que se prevén afrontar en materia de incendios, para que las carreteras también puedan actuar como cortafuegos.

Además, en el marco de la apuesta por la conservación y el mantenimiento de la red secundaria se prevén 88,35 millones en obras en los ejes interiores de comunicación, mejora de la conexión con Asturias, actuaciones en accesos a puertos y plataformas logísticas y en actuaciones en las ciudades.

Asimismo, están consignados 55 millones para conservación -un 260% más que en 2005 y un 110% superior a 2006-, de los que 30,2 irán al refuerzo del firme, y 23,5 millones se centrarán en la mejora de la red de carreteras de baja intensidad media diaria.

Actuaciones más destacadas

A mayores, la consellería aspira a construir 550 kilómetros de autovías y Vías de Alta Capacidad (VAC), de las que las mayores partidas van para la Nadela-Sarria, que contará con 30,9 millones; para el tramo Igrexafeita-Cabreiros de la Autovía Ferrol Vilalba, 19 millones; y para la variante de Vilargarcía de Arousa, que recibirá 9,58 millones.

En materia de concesiones, la autovía Santiago-Brión obtendrá 60 millones; la de O Barbanza, 50; y la de O Salnés, 30,7 millones; mientras que Aceousa destinará 97,8 millones para la conexión Dozón-Ourense, más de la mitad de los 186 que costará en total una obra que el próximo año tendrá abierto el tramo Dozón-Cea. En cuanto a las actuaciones de la SPI, destacan los 15 millones para la Tercera Ronda de A Coruña, los 13 para la unión Santiago-A Ramallosa, o los 11,65 millones para el tramo Cabreiros Vilalba.

Urbanismo

Asimismo, María José Caride aludió a la "puesta en valor del territorio" como el tercer pilar de su departamento, que prevé una partida de 6,4 millones para subvencionar a los municipios que acometan la redacción de sus planes urbanísticos y duplicar el número de los 122 que actualmente reciben ayudas para planificación a 244, el 80 por ciento de los que carecen de instrumentos adaptados.

De igual modo, anunció que la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística entrará en servicio en el último trimestre de 2007, para lo que la Dirección Xeral de Urbanismo negocia los estatutos con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), con el objetivo de definir un modelo que será consorciado con los ayuntamientos.

Además, está previsto un presupuesto de 408.000 euros para la dotación de los recursos humanos necesarios para este ente, que tendrá como "misión fundamental incrementar la inspección y la disciplina urbanística" en los consistorios que decidan de forma voluntaria asociarse.

Decisiones ordenadas

Al respecto, María José Caride recordó que, para gran parte de los municipios gallegos, las iniciativas para sanciones o órdenes de derribo resultan "muy costosas", por lo que la agencia funcionará "por encima de los ayuntamientos" para permitir "decisiones ordenadas y coordinadas" con éstos y asumir el gasto en urbanismo.

En este sentido, confirmó que las negociaciones con la Fegamp aspiran a definir un modelo que permita la integración de "cuantos más municipios, mejor", y añadió que pese a que el número de inspectores dependerá de los consistorios que quieran participar, en principio serán necesarias 40 personas con dedicación exclusiva.

"Entre todos queremos hacer una apuesta seria para que se cumpla la legalidad", incidió Caride, quien añadió que "a nadie se le escapa que la pieza indiscutible pasa por tener el mismo tipo de instrumentos y planes adaptados a la normativa". "Por eso es tan importante contar con mecanismos para que exista supervisión y, en todo momento, esté presente la voz de la Administración autonómica en la elaboración de los planes municipales", aseveró.

Otras actuaciones

A mayores, Caride informó de los 38,5 millones que se dedicarán en 2007 a la promoción del transporte público, de los que la partida más destacada, 12 millones, irán al convenio entre Renfe, Fomento y la Xunta para modernizar la red ferroviaria interior y otros 3,1 millones para mejorar los servicios regionales con la incorporación de nuevas líneas, como la Ourense-Ferrol, y el incremento de las existentes A Coruña-Ferrol y Pontevedra-Vigo.

Además, el ente público Portos de Galicia dispondrá de 38,2 millones -31,2 correspondientes a transferencias directas de la consellería- con los que se pretende equilibrar la construcción de nuevas infraestructuras físicas.

Por último, Caride aprovechó para reivindicar que la licitación de las obras que revela que hasta agosto de 2006 se licitó un 40 por ciento más que en el mismo período de 2005, pese a que era año electoral y a que el prespuesto era inferior; al tiempo que rebatió las críticas del Gobierno de Vigo y aseburó que el esfuerzo de la consellería, "al igual que el de toda la Xunta", con esta ciudad es "superior al de los últimos años.