El Correo Gallego

Última Hora » España

"QUE DEJEN DE ROBAR"

Rajoy rechaza el pacto contra la corrupción urbanística propuesto por José Blanco, del PSOE

"No todos somos iguales, nosotros no tenemos alcaldes que piden 40 millones de euros y los concejales del Partido Popular de Marbella están en la calle y otros y su candidata están en la cárcel", afirmó el líder del PP

EFE. CÁCERES  | 22.10.2006 
A- A+

El presidente del PP, Mariano Rajoy,  afirmó hoy que los socialistas primero crean líos y luego piden  pactos y recalcó que el único pacto válido contra la corrupción  urbanística es que los corruptos dejen de robar y actúen la policía  y los jueces.

Rajoy, que intervino hoy en Cáceres en un acto público de apoyo  al candidato del PP a la Presidencia de la Junta Extremadura, Carlos  Floriano, rechazó así al pacto contra la corrupción urbanística en  los ayuntamientos propuesto ayer por el secretario de Organización  del PSOE, José Blanco.

"No todos somos iguales, nosotros no tenemos alcaldes que piden  40 millones de euros y los concejales del Partido Popular de  Marbella están en la calle y otros y su candidata están en la  cárcel", afirmó el líder del PP.

Rajoy criticó que, en dos años y medio, el Gobierno de "la  improvisación y la ocurrencia" de José Luis Rodríguez Zapatero ha  conseguido que en España se hable de nuevo de la corrupción y  recalcó que "esta gente no tiene arreglo, pero no todos somos  iguales".

Según dijo, "siempre es igual, primero crean los líos y luego  piden un pacto", en alusión también al proceso de regulación  "masiva" de inmigrantes y a la política de inmigración, que requiere  una rectificación "total y absoluta", porque "no se puede hacer  peor".

Indicó que cada vez que Zapatero sale de España "le echan la  bronca" por su política de inmigración, en la que "da palos de  ciego, no tiene criterio y no sabe qué hacer".

Rechazó que el Gobierno proponga "a estas alturas" la creación de  una comisión en el Congreso y puso a su disposición el programa  sobre inmigración, que, según recalcó, el PP sí tiene, para que lo  utilice.

El presidente popular rechazó también la política antiterrorista  del Gobierno y calificó de "grave error" el debate del próximo 25 de  octubre en el Parlamento Europeo sobre el proceso de paz en el País  Vasco y que "ETA quiere presentar como un conflicto entre Estados".

"Aquí no hay un conflicto de Estados, aquí hay una organización  criminal que mata, asesina y extorsiona", subrayó Rajoy, en cuya  opinión "gane quien gane la votación, ETA ya ha ganado".

Para el líder del PP, el debate sólo servirá para dividir a  Europa, una vez que Zapatero "ya ha dividido a España", y criticó  que haya aceptado la internacionalización del conflicto y que ahora  se pida un pacto, porque "el pacto de verdad ya lo hubo y fue roto".

Aludió al Pacto por las Libertades que Zapatero "por su cuenta y  riesgo, rompió con una parte muy importante de la sociedad  española".

Sin embargo, en su opinión, "no puede ser buena una política  antiterrorista en la que el PP y las víctimas de terrorismo sean el  problema y ETA y Batasuna la solución".

"Es inaceptable, antidemocrático y la demostración inequívoca de  lo equivocado de esta política", continuó, y añadió que no se trata  de un problema de derechas e izquierdas, sino de sentido común.
A los terroristas se les gana con la ley, según Rajoy, quien  advirtió de que seguirá preguntando por la negociación política con  ETA, porque es su "obligación".

"No me callo, porque si lo hiciera, estaría incumpliendo mi  obligación con los españoles y no lo voy a hacer", recalcó y dijo  que trabajará "como nunca" para que en España haya un gobierno con  sentido común que, precisó, "no es mucho pedir".

En su opinión, Zapatero ha roto todos los acuerdos de la  transición, incluidos el consenso sobre España y sobre la historia,  y se preguntó por qué hay que hablar de Franco, la República o la  memoria histórica, mientras al PP lo que le importa es hablar de  futuro y de los problemas reales de los ciudadanos.

Indicó que el PP ya ha demostrado que sabe gobernar y aseguró que  cuenta con un buen proyecto para España y para Extremadura, donde  "esta vez sí que se ha terminado el ciclo político del PSOE".

"Este partido se presenta a ganar, no a subir tres o cuatro  escaños, sino a ganar y a gobernar", dijo Rajoy, quien mostró su  confianza en Carlos Floriano y le puso a su disposición "sin ningún  tipo de condicionamiento" todos los apoyos del partido para alcanzar  la Presidencia de la Junta de Extremadura.