El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

presentación

Nace un movimiento de artistas hartos del antiarte contemporáneo

Un grupo de creadores busca la complicidad de compañeros y de la sociedad para repudiar obras "que no se reconocen como tales y humillan al espectador" // "Es subjetivo que te guste Velázquez o no, pero no un cuadro en blanco"

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 18.10.2008 
A- A+

Portavoces del movimiento Hartismo, que se presentó ayer en el centro sociocultural del Ensanche

"Valorar una obra de arte es subjetivo. Te puede gustar Velázquez o no, pero cualquiera puede ver que detrás de sus cuadros hay un trabajo de creación y una labor. ¿Pero detrás de uno pintado de blanco?... ¿Eso es arte?, se pregunta Miguel Anxo Varela que, junto a un grupo de amigos, también artistas, como Mariano Casas, Carmen Martín y Juan Manuel Moreno, ha creado el movimiento cultural Hartismo, que ayer fue presentado en el centro sociocultural del Ensanche compostelano.

En la presentación del movimiento cultural leyeron un manifiesto donde denunciaron el "hartazgo" de los propios artistas, y el del público, "ante la persistencia de un arte contemporáneo en los museos y espacios públicos gestionados por las administraciones culturales, que el público hace años que ha dejado de visitar, porque en muchos casos ni siquiera es considerado por este público como arte".

"Los Hartistas estamos hartos como público de que la ciudadanía, incluidos nosotros, tengan que sufragar un arte que ni siquiera se reconoce como tal, que le aburre y que encima se permite el lujo de humillar al espectador, tildando de ignorante al que no comparte las corrientes estéticas presuntamente novedosas y transgresoras, con las que castiga al espectador", denunciaron.

El colectivo también se quejó de que una serie de "artistas", que consideran en muchos casos "impostores y arribistas, estén representados en instituciones culturales públicas, con la ayuda de peregrinas teorías cuya única misión es mantener marginado del arte que el público sí aprecia como tal, pero no tiene opción de acceder a estos espacios".

El traje nuevo del emperador

Los portavoces del movimiento presentado ayer aseguran que "sabemos que hay mucha gente harta como nosotros, y que las cosas cambien es cuestión de decirlo en voz alta, como el niño en el cuento de Andersen El traje nuevo del emperador, que se atrevió a decir lo que todos veían pero nadie exteriorizaba: que el emperador no vestía lujosos ropajes, sino que estaba desnudo".

Tras el manifiesto, hicieron una performance que consistió en "hartarse de vino y tortilla".

 

GALERÍAS

Del tiburón en formol a la bolsa de basura

Como ejemplo del "hartazgo" de lo que considera antiarte, Miguel Anxo Varela recordó la venta reciente, por veinte millones de dólares, de un tiburón en formol, del considerado como el rey Midas del arte Damien Hirst. "Un señor de Texas paga esa millonada por tener un animal en formol... es inaudito".

Miguel Anxo, que es licenciado en Bellas Artes, también recuerda la obra de un artista que expuso en una famosa galería de Londres y cuya obra consistía en una bolsa de basura con desperdicios.

"Lo más curioso del caso es que una señora de la limpieza, cuando vio esta "pieza de arte", la tiró a un contenedor. Después, el artista se querelló contra la galería, eso sí, después de coger otra bolsa de basura en ese mismo contenedor y colocarla donde estaba su anterior obra" .