El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El peregrino belga que apareció entre basura estaba bebido cuando murió

La revisión de cintas grabadas por cámaras de vigilancia instaladas en lugares en los que estuvo parecen dejar claro que Schelstraete pasó sus últimas horas en un estado grave de embriaguez

El cadáver de este belga apareció en el Centro de Tratamiento de Residuos de San Román, en la imagen - FOTO: D.A.
El cadáver de este belga apareció en el Centro de Tratamiento de Residuos de San Román, en la imagen - FOTO: D.A.

JAVIER GAREA  | 17.10.2016 
A- A+

Ahora mismo no se descarta ninguna hipótesis, incluida la de una muerte natural. Si inicialmente todo apuntaba a que el belga Jeroen Schelstraete perdió la vida a causa de un atropello, la revisión de distintas cintas grabadas por cámaras de vigilancia instaladas en lugares en los que estuvo parecen dejar claro que este “peregrino” pasó sus últimas horas en un estado grave de embriaguez; dicho de otro modo, completamente bebido.

Como publicó este diario, agentes adscritos al equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil que asumió la investigación enfocada a determinar las circunstancias en las que se produjo la muerte de este maestro de 41 años, ya jubilado por enfermedad, se pasaron horas revisando las cintas grabadas por cámaras de seguridad situadas en los últimos lugares en los que se vio con  vida a este asiduo al Camino de Santiago.

El cadáver de Jeroen Schelstraete lo encontró un trabajador el pasado 9 de septiembre en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) ubicado en la localidad leonesa de San Román de la Vega. El cuerpo estaba en un contenedor con restos que incluían sobrantes de una poda procedentes de León capital o sus alrededores y presentaba golpes compatibles con un atropello.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt