El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

PDTE. DE FEGEIN

Benito Iglesias Padrón: “Nadie daba un duro por las inmobiliarias, pero hemos conseguido salir adelante”

En 2014, desaparecieron el 60% de las agencias que operaban en el mercado cuando estalló la burbuja

Benito Iglesias Padrón, presidente de Fegein
Benito Iglesias Padrón, presidente de Fegein

E.OTERO. SANTIAGO  | 31.01.2017 
A- A+

Cuando la crisis descomponía el sector del ladrillo, allá por 2010, daba sus primeros pasos la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). Hoy cuenta con algo más de 200 agencias asociadas. Con el pinchazo de la burbuja, fueron muchos los que se quedaron por el camino. A principios de 2014, habían cesado su actividad algo más del 60% de las empresas que operaban en el mercado siete años atrás. “2012 y 2013 fueron muy duros. Primero cayeron las franquicias y después las inmobiliarias de toda la vida. Muchas no tuvieron más remedio que cerrar sus puertas y otras tuvieron que reducir el personal a la mitad”, advierte Benito Iglesias Padrón, presidente del colectivo. Antes de que todo saltara por los aires, el perfil del profesional que se dedicaba a la venta y alquiler de vivienda era muy heterogéneo. “Había arquitectos, abogados, asesores, corredores de seguros y un largo etcétera. Quizá fue un despropósito en muchos sentidos”, lamenta el portavoz.

Los que lograron capear el temporal se fueron especializando en diferentes segmentos: alquileres, naves industriales, casas de lujo, vivienda usada…Y también se agruparon para encarar el nuevo ciclo. “En este sector no existía una cultura de la asociación. Como las cosas habían ido bien, no existía esa necesidad. Pero llegó el momento de reciclarse”, justifica. “Sinceramente estamos muy satisfechos de haber superado esta travesía en el desierto. Nadie daba un duro por nosotros y fuimos capaces de salir adelante”, advierte no sin criticar la falta de apoyo de la Administración a la hora de reflotar el sector. Aunque ahora encara la senda de la recuperación, Fegein exige una rebaja del IVA y del IPC de tres puntos porcentuales para ayudar a los que quieren adquirir su primera vivienda. “Los gastos fiscales son tan elevados que, muchas veces, ni siquiera se puede llegar a materializar la compra”, denuncia.