El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Alegría y decepción entre las familias de A Barcia ante la apertura del CEGADI

Desde el ANPA del Colegio de Educación Especial reclaman que las plazas de residentes tengan un carácter fijo y no temporal // La Xunta abrirá este complejo en la primera mitad de año

Uno de los espacios que irán destinados a residencia en el Cegadi. - FOTO: J.E.
Uno de los espacios que irán destinados a residencia en el Cegadi. - FOTO: J.E.

J.EIREOS SANTIAGO  | 31.01.2017 
A- A+

Una mezcla de alegría y decepción, esas son las sensaciones de los representantes del ANPA del Colegio de Educación Especial de A Barcia al conocer la próxima apertura del centro Integral de Atención para Personas Discapacitadas (Cegadi) en Santiago. Según informaba la Xunta a elcorreogallego.es, el gran edificio de Salgueiriños empezará a prestar servicios en la primera mitad del año, sin concretar fecha exacta. En la información se explicaba que habría 32 plazas de residentes, que prestarán servicios de carácter temporal. Detalle que no ha dejado tranquilas a las familias.

Desde el ANPA muestran su inquietud por el uso y organización de estas plazas de residencia. "Nosotros reclamamos soluciones definitivas, no temporales. De poco nos sirven plazas en la residencia para estar seis meses. Buscamos una solución concreta y que perdure. No puede ser que tengamos que estar moviendo a esa persona de plaza en plaza, y muchas veces, lejos de sus familias", explica Jesús Blanco, portavoz del ANPA.

Su preocupación recoge el sentir de numerosas familias vinculadas al Centro y de otras que han firmado en la campaña que impulsaron desde este espacio de A Barcia. Para ello utilizaron la página web change.org. Los apoyos no han parado de llegar. Están a punto de alcanzar las 7.500 firmas que se plantearon como objetivo. "Tengo un hijo con discapacidades y si yo fallezco, ¿qué pasaría?", dice el internauta Jesús Manuel Barrientos. "Para cuando me haga falta por no poder pagar un coste alto y para no molertar a nadie que este pendiente de mi", escribe Fina Martínez. "Firmo por interes y mejora social. Soy padre de discapacitado", expone Maximino Suárez.

No obstante, aunque cautelosos, se muestran contentos por el anuncio de que este complejo de carácter social se vaya a abrir tras casi una década de proceso de construcción. Se prevé que la puesta en marcha de los distintos espacios de este centro sea de forma paulatina. Lo cierto, y a la espera de que la Xunta concrete exactamente los tiempos y las formas, las familias reclaman soluciones y ayuda. Muchas de ellas se han visto gravemente afectadas por la crisis económica. Habrá que esperar, una vez más, movimientos.