El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

{ UN horror MENOS EN compostela }

Y en 24 horas se hizo la luz en la marquesina de Xoán XXIII

Reacción. El reportaje denuncia que publicó EL CORREO este martes logró el fin que buscaba: Raxoi ordenó que se limpiase de inmediato la mugrienta cubierta de cristal// Urbaser se puso manos a la obra ayer a primera hora

Los operarios de Urbaser, ayer por la mañana, limpiando la marquesina de Xoán XXIII.  - FOTO: Fernando Blanco
Los operarios de Urbaser, ayer por la mañana, limpiando la marquesina de Xoán XXIII. - FOTO: Fernando Blanco

UXÍO SANTAMARÍA  | 02.02.2017 
A- A+

Un horror menos en Compostela.El reportaje denuncia que publicó EL CORREO GALLEGO este martes consiguió la reacción que buscaba. El Concello tomó medidas inmediatas para limpiar la mugre que cubría la marquesina de la avenida de Xoán XXIII, uno de los principales puntos de entrada de turistas al casco histórico de la capital gallega. Una cuadrilla de Urbaser se personaba a primera hora de ayer en la emblemática dársena para ejecutar las labores de limpieza del techo acristalado de la estructura, casi opaco por la densidad de la suciedad que se acumuló durante los ocho años en los que la única agua que percibió fue la de la lluvia.
El gobierno municipal de Compostela Aberta aseguró en un comunicado enviado a esta Redacción el pasado lunes que ya se había dado una “directriz” a Urbaser para que realizase el trabajo, pero, al parecer, “a empresa explicou que ten unhas dificultades técnicas (relacionadas coa maquinaria precisa) para facer a limpeza, e esperamos que se resolva canto antes”. Apenas hicieron falta 24 horas para que se resolviesen tales dificultades técnicas. Y es que, como avanzó el experto que consultó este periódico para conocer la magnitud de la actuación, lo necesario para que la cristalera quede como los chorros del oro es agua, unos buenos cepillos, un producto alcalino adecuado para estas superficies y una pequeña grúa. Los mismos medios con los que contaban ayer los operarios de Urbaser.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt