El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Un grupo criminal considerado muy violento y asentado en Alicante

J.G.  | 06.02.2017 
A- A+

Santiago. Adrian Eugen Burlacu intentó salir de España con destino a su país para eludir la acción de la Justicia, pero le resultó imposible. Aunque, cometido el crimen, recabó la ayuda de algunos miembros de las mafias rumanas instaladas en nuestro país, el prófugo sólo obtuvo un escondite durante 24 horas. Finalizado este plazo debía abandonar la zona, un triángulo imaginario formado entre Lalín, Boqueixón y Silleda, y “buscarse la vida”. El prófugo tenía intención de viajar hasta Alicante, donde residen miembros de su comunidad vinculados a su familia, y desde allí salir hacia Rumanía. Su intento, sin embargo, resultó vano; es más, un chivatazo anónimo alertó a los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía sobre la presencia de Adrian Eugen Burlacu en las inmediaciones de Lestedo, y más concretamente, en los montes de la zona que conocía, ya que se dedicó a talar madera durante una larga temporada.
Los investigadores establecieron varios operativos tras la delación y el homicida supo que sus posibilidades de fuga eran mínimas. Ademas, quienes lo cobijaron inicialmente también recibieron el mensaje de que el hecho de ayudar a un asesino como él ni sería bien recibido por la comunidad rumana ni les iba a generar beneficios de ningún tipo, sino más bien lo contrario. Y así, apenas 24 horas antes de que encontraran su cadáver lo obligaron a salir de su escondite, un lugar en cuyas inmediaciones ya había estado la Policía en dos ocasiones.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt



Noticias relacionadas