El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Sar le coge el gusto a su pasado medieval y ultima la cuarta feria

Medio centenar de puestos se suman a la fiesta que se celebrará en las inmediaciones de la Colexiata el 13 de mayo // Habrá juegos tradicionales, tiovivo de madera y artesanía en vivo

Actuación de rúa en la feria medieval celebrada en Sar el año pasado - FOTO: Ramón Escuredo
Ver galería
Actuación de rúa en la feria medieval celebrada en Sar el año pasado - FOTO: Ramón Escuredo

ELVA OTERO. SANTIAGO  | 29.03.2017 
A- A+

Todo empezó por casualidad. En una de tantas reuniones vecinales alguien lanzó la idea. Eran novatos en esto de organizar eventos. Tampoco sabían casi nada de la maraña de gestiones burocráticas que lleva consigo apropiarse de un espacio público (aunque solo sea por unas horas). Y a las ferias medievales solo habían asistido como público. Pero se pusieron manos a la obra. Las cosas fueron bien y el próximo 13 de mayo se celebrará la cuarta edición. “Non tiñamos nin idea. Tivemos que visitar outras feiras coma a de Mondoñedo ou a de Monforte de Lemos para inspirarnos”, recuerda José Ramón Carballal, uno de los promotores de la cita de Sar. También echaron mano de los vecinos de San Pedro para comprobar a pie de calle cómo se las arreglan ellos para montar sus multitudinarias fiestas al aire libre.

A la convocatoria ya se han apuntado 50 puestos de diferente índole. El plazo está cerrado y la cifra es similar a la del año pasado. Los hay de artículos textiles, de cuero y de comida. A los pies de la Colexiata tampoco faltarán los artesanos que hacen demostraciones en vivo, los juegos tradicionales o el tiovivo de madera. Habrá pulpeiro y música en directo y, como queda margen para ampliar el programa, tocarán los gaiteiros del templo y seguramente alguien más. “É unha feira pequena. Faise para o barrio. Págase ela soa, non ten ánimo de lucro”, cuenta Carballal. “Pouco a pouco vas aprendendo”, continúa mientras cruza los dedos para que no llueva el día de la fiesta. En la primera edición -recuerda- había un centenar de puestos y, como el tiempo no se puso de su parte, apenas hicieron caja. Con lo que abonan los comerciantes, la organización hace frente a los gastos de electricidad, la publicidad y otras cuestiones derivadas de la celebración. El papeleo también está en marcha. Al Concello ya se ha remitido la documentación necesaria para solicitar la instalación de aparatos eléctricos y el corte puntual de la calle para instalar los puestos. “Sempre recibimos o seu apoio”, recalca.

El párroco de Sar, José Porto Buceta, es una figura clave. “Se el non nos deixa a praza da Colexiata non se podería facer a feira”, advierte Carballal. La del año que viene será la quinta y última edición de la actual comisión organizadora. Al menos ese fue el compromiso adquirido al principio. “Haberá que preguntar ao barrio que queren facer de agora en adiante”, zanja.