El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

LA CARA B DE LA RUTA

Alfredo (hospitalero): “En el Camino hay demasiados negocios a la caza del europeregrino”

Es uno de los 150 participantes en el programa de voluntariado que promueve la Catedral // Minero portugués jubilado, lleva 17 años invirtiendo su tiempo libre en albergues xacobeos

Asistentes al encuentro de hospitaleros y voluntarios que se celebró días atrás en el albergue Siervas de María - FOTO: Cedida
Asistentes al encuentro de hospitaleros y voluntarios que se celebró días atrás en el albergue Siervas de María - FOTO: Cedida

ELVA OTERO. SANTIAGO   | 12.04.2017 
A- A+

Sabe lo que es sudar la gota gorda en el Camino de Santiago. Nunca le ha asustado perderse en la soledad de parajes aislados mientras buscaba la flecha amarilla, ni lo mucho que cuesta seguir adelante después de días y días castigando los pies. Con unas cuantas compostelas a sus espaldas, Alfredo quería seguir respirando ese cúmulo de sensaciones que desprende la Ruta y se hizo hospitalero. Minero portugués jubilado, lleva 17 años dedicando largas temporadas a los peregrinos en albergues religiosos de Ponferrada y León. Ahora está en Astorga, en el refugio Siervas de María.

“Esta experiencia me aporta mucho más de lo que doy”, explica a elcorreogallego.es en conversación telefónica. Desde el pasado marzo y hasta octubre, comparte la gestión de las instalaciones con un grupo de entre seis y ocho voluntarios que irán llegando paulatinamente desde Dinamarca, Alemania, Francia, Japón, Corea, Hungría, EEUU y España. La Asociación de Amigos de Santiago de Astorga, titular de la propiedad, asume los costes de alojamiento y manutención de todos ellos. A los peregrinos que quieren pernoctar les pide solo un donativo de cinco euros. De ahí sale el grueso de su presupuesto para afrontar la hipoteca del inmueble y otros gastos. Alfredo tiene la conciencia tranquila porque sabe que su tiempo está bien invertido. “Me consta que es una agrupación seria y honesta. El dinero no se malgasta, se destina al peregrino y a hacer mejoras en el albergue”, argumenta.

Las cifras récord que viene registrando el itinerario xacobeo tienen una cara B. “Hay demasiados negocios a la caza del ‘europegrino’. No es justo”, critica Alfredo con vehemencia. “Existe una gran diferencia entre los que lo viven de verdad y los que tienen intereses por sacarle partido. Y ahí entran tanto los que pretenden ganar dinero como los que roban”, continúa. Tampoco se libran de reproches algunos de los que se ponen las botas para emprender rumbo hacia Compostela. “Muchos peregrinos ni siquiera saben qué es la Ruta. Van a Santiago y desconocen que ahí se encuentran los restos del Apóstol”, lamenta. No halaga precisamente la obra del escritor brasileño Paulo Coelho sobre su experiencia en el histórico periplo. “Le ha hecho mucho daño al Camino. Desde que salió su novela, los peregrinos continúan hasta Fisterra como si fuera una especie de new age, asevera.

DE TODO EL MUNDO
Alfredo es uno de los 150 participantes de Acogida Cristiana en el Camino (ACC), el programa de voluntariado que promueve la Catedral de Santiago desde hace un par de años. Llegan de países de todo el mundo. En su mayoría son europeos, pero también vienen desde Canadá, EEUU, Sudamérica, Corea o Australia, informan desde la basílica. “Lo más importante es que sean sensibles a la hospitalidad que implica la Ruta”, advierte Alfredo. “Muchos viajan desde muy lejos solo para poder servir a los demás. Y lo agradecen tremendamente. Si no fuera por ellos, el Camino estaría muerto”, sentencia.