El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Surrealismo en la Fiscalía: no puede trabajar porque no tiene mesa ni silla

Una funcionaria, que tampoco dispone de ordenador, está de ‘okupa’ en otro despacho // “En la oficina no cabe ya ni un alfiler”, afirman los trabajadores

MARTÍN FERNÁNDEZ  | 25.04.2017 
A- A+

Una funcionaria de la Fiscalía de Santiago lleva diez días sin poder trabajar porque “no tiene ni ordenador, ni mesa, ni silla en donde sentarse”, y se ve obligada “a estar de okupa en el despacho de un fiscal que se encuentra de baja porque no tiene donde ubicarse para trabajar”. FeSP-UGT-Justicia indicó ayer que ya denunció esa situación hace una semana, justo después de su nombramiento para reforzar el área de Santiago y para “atender al sistema de comunicaciones Lexnet”. Según el sindicato, la funcionaria “no disponía de los medios necesarios para realizar su trabajo”. Es más, añaden que “ni tan siquiera se le habían suministrado las claves que precisaba para trabajar con la aplicación informática Lexnet”. El sindicato señala que se trata de una “situación surrealista”. 

Sin embargo, “lejos de solucionar la situación, el disparate ha ido en aumento” puesto que “la semana pasada, justo al día siguiente de la denuncia de UGT, la Dirección general de Justicia –de la Xunta– envió a la Fiscalía una mesa y una silla, las cuales a día de hoy siguen embaladas porque no hay sitio donde colocarlas”, indicaron desde el sindicato FeSP-UGT-Justicia.

De esta forma, la funcionaria “se ve obligada a estar de ‘okupa’ en el despacho de un fiscal que se encuentra de baja porque no tiene donde ubicarse para trabajar”, apunta el sindicato, que enfatiza que en las dependencias de la Fiscalía de área de Santiago “no cabe ni un alfiler”, por lo que “el único lugar donde podrían colocarse tanto la mesa como la silla es encima del mostrador”.

La falta de espacio en estas dependencias judiciales fue observada por el servicio de Inspección de Trabajo tras una visita el 17 de noviembre de 2015 que expuso esas “irregularidades” a la Consellería de Justicia, según el sindicato.

Sin embargo, “casi un año y medio después del requerimiento de la Inspección de Trabajo, la situación sigue siendo la misma, a pesar de que desde UGT y la propia Fiscalía han solicitado reiteradamente a la Dirección general de Justicia que solucionase de una vez el problema, trasladando las dependencias fiscales a la tercera planta del edificio”, señala el sindicato. UGT critica, además, al conselleiro de Justicia, Alfonso Rueda, de tener “un concepto minimalista de la modernización de la justicia” basado en trabajar “sin papel, sin ordenadores, sin espacios y sin recursos”.

La Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza afirmó ayer a este periódico que la situación que está viviendo esta funcionaria “vaise resolver en breve, nos próximos días”.