El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Monseñor Barrio anima a los diocesanos a marcar la casilla de la Iglesia Católica en la Declaración de la Renta

El arzobispo recuerda en una carta pastoral la inmensa labor social y asistencia que se realiza desde el ámbito eclesiástico

REDACCIÓN  | 11.05.2017 
A- A+

En una carta pastoral, el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, invita a todos los diocesanos a “marcar la casilla de la Iglesia católica al hacer la Declaración de la Renta, manifestando de esta forma vuestro compromiso con la misión y las actividades eclesiales”. El arzobispo compostelano recuerda, iniciada ya la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que marcar la X en la declaración de Hacienda “no conlleva que paguéis más ni recibáis menos si vuestra Declaración de la Renta resulta negativa”.

Monseñor Barrio alude en su carta a los diocesanos a la labor inmensa desempeñada por la Iglesia: “A nadie se le oculta la labor asistencial de la Iglesia, sin olvidar la pastoral. Parroquias, hospitales, guarderías, orfanatos, centros de acogida de la Iglesia… son otras tantas instituciones puestas al servicio de las personas necesitadas material y espiritualmente. También nuestros presupuestos diocesanos han tenido en cuenta esta realidad”, asegura.

El arzobispo acaba indicando que “os agradezco que marquéis la casilla de la Iglesia Católica para seguir contribuyendo a una gran labor. La casilla a favor de la Iglesia y la de Otros Fines de Interés Social son perfectamente compatibles, pudiéndose marcar las dos”.

Adjuntamos íntegra la carta pastoral de monseñor Julián Barrio

"Detrás de cada X hay una historia”

10 de mayo de 2017

Queridos diocesanos:

Iniciada ya la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, permitidme recordaros que como contribuyentes, a la hora de hacer la Declaración de la Renta correspondiente al año 2016 tenéis la posibilidad de dedicar el 0,7 por ciento de vuestros impuestos al sostenimiento de la Iglesia católica. Los ingresos económicos que pueda tener la Iglesia, dependerán del número de contribuyentes que opten por asignarle ese porcentaje de sus impuestos. Detrás de cada X, nos dice el lema, están las historias diarias de cristianos y no cristianos que se acercan a la Iglesia buscando apoyo material, espiritual o social tanto en España como más allá de nuestras fronteras. Poner la X expresa de una forma clara la inmensa labor de muchos que dedican generosamente su vida a los demás.

Os animo a marcar la casilla de la Iglesia católica al hacer la Declaración de la Renta, manifestando de esta forma vuestro compromiso con la misión y las actividades eclesiales. Esto no conlleva que paguéis más ni recibáis menos si vuestra Declaración de la Renta resulta negativa. A nadie se le oculta la labor asistencial de la Iglesia, sin olvidar la pastoral. Parroquias, hospitales, guarderías, orfanatos, centros de acogida de la Iglesia… son otras tantas instituciones puestas al servicio de las personas necesitadas material y espiritualmente. También nuestros presupuestos diocesanos han tenido en cuenta esta realidad.

Los ingresos obtenidos a través de la asignación del 0,7 % dan respuesta, entorno al 30%, a las necesidades de la Iglesia, recibiendo lo demás de las aportaciones voluntarias de los católicos y de personas de buena voluntad que saben de la actividad benéfica eclesial a favor del desarrollo integral de la persona humana. Nuestro reconocimiento a tantas personas que con una labor discreta y muchas veces ignorada, construyen el bien común de la sociedad.

Os agradezco que marquéis la casilla de la Iglesia Católica para seguir contribuyendo a una gran labor. La casilla a favor de la Iglesia y la de Otros Fines de Interés Social son perfectamente compatibles, pudiéndose marcar las dos.

Os saluda con afecto y bendice en el Señor,


Julián Barrio Barrio,

Arzobispo de Santiago de Compostela