El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Noriega la lía al criticar a la Policía que desalojó a ‘okupas’ por orden judicial

Los activistas habían montado un peculiar ‘centro social’ en la rúa de la Algalia de Arriba que contaba con barra de bar, música y hasta futbolín

Por la mañana de este martes se procedió al tapiado de la casona de la Algalia - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Por la mañana de este martes se procedió al tapiado de la casona de la Algalia - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

S.C/A.S/A.R/A.C. SANTIAGO  | 31.05.2017 
A- A+

A las siete de la mañana de ayer dos decenas de agentes de la Policía Nacional se desplazaron hasta el número 11 de la Algalia de Arriba para, por orden judicial, proceder al desalojo del edificio okupado por la asociación Escárnio e Maldizer desde hace 3 años. Pese a que los efectivos policiales se encontraron el inmueble vacío, la noticia corrió como la pólvora por las redes y, poco después de que los operarios comenzaran a tapiar los accesos a la casa, ya se habían desplazado hasta esta calle del centro histórico compostelano varios miembros del colectivo okupa.

En este momento, se produjo un enfrentamiento en el que, según fuentes policiales, fue necesario “restablecer el orden”, ya que los okupas escupieron a insultaron a los agentes. La okupación de la entidad Escárnio e Maldizer no solo supone un delito contra la propiedad privada, si no que también es un problema de seguridad ciudadana debido al lamentable estado en el que se encuentra el inmueble. Con todo, desde el año 2014 Escárnio e Maldizer realiza varias actividades en el interior de la casa, entre las que destaca, además de las culturales, las fiestas que se realizaban en un supuesto bar ilegal con barra, música y futbolín ubicado en la parte baja del edificio.

Pese a la gravedad de los hechos y que el desalojo se ha llevado a cabo por una orden judicial, varios representantes del equipo de gobierno, con Martiño Noriega a la cabeza, criticaron ayer la ación policial y defendieron la labor cultural que Escárnio e Maldizer hace en el casco histórico.

En este sentido, Compostela Aberta emitió un comunicado en el que muestra su “preocupación” por el desalojo del Escárnio e Maldizer, que rechaza por “entender que no es un modo adecuado de proceder por parte de las instituciones públicas, en este caso de la judicatura y de los Cuerpos de Seguridad del Estado”. “Desde Compostela Aberta siempre defenderemos el reconocimiento de las manifestaciones culturales de iniciativa popular, como es el caso de los centros sociales okupados, que optan por funcionar al margen de las instituciones”.