El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Incautan un manual a los okupas con normas ante detenciones similar al entorno etarra

MADRID/SANTIAGO EFE  | 31.05.2017 
A- A+

La Policía Nacional ha incautado un manual a los okupas desalojados ayer de un centro social en el centro histórico de Santiago de Compostela con consejos "prácticos" en caso de ser detenido, muy similar a los que distribuía el entorno etarra.

"Consejos prácticos para toda persona detenida" es el título de este documento, escrito en gallego y al que ha tenido acceso Efe, que fue intervenido ayer tras los tensos momentos que se vivieron en la capital gallega a raíz del desalojo de un centro ocupado contra el protestaron varios manifestantes y en el que fue detenida una persona.

Desde no declarar nunca en comisaría o negarse a proporcionar muestras de ADN a los agentes hasta no firmar ningún escrito o tener contacto previo con algún abogado conocido, son algunos de los siete consejos que ofrece este manual que deja claro que "las horas de la detención son las más críticas y que lo que ocurra en ellas puede afectar al resto del proceso".

"Para evitar meter la pata es mejor no declarar nada hasta llegar a los juzgados donde podrás ver toda la documentación relativa a la detención, incluido el atestado", es la primera "regla de oro" de este manual, que aconseja también a detenidos "no tocar" ningún objeto de los que los agentes atribuyan como supuestas pertenencias del arrestado.

Y si el detenido se encuentra "mal" o ha sufrido una agresión, el escrito aconseja solicitar un reconocimiento médico.

"Si no has sufrido ninguna agresión también puedes pedirlo para que conste que no tienes lesiones al comienzo del proceso (por si posteriormente recibe un golpe)", es la última de las siete recomendaciones que insta a los arrestados a "mantener la calma".

Porque la "rabia", las ganas de "salir", la "frustración" o la "indignación" no pueden jugar "una mala pasada", añade el escrito en un último párrafo en el que pide tener estas ideas "claras" para "construir una cultura de la seguridad que nos permita estar preparados para afrontar cualquier golpe represivo".

Fuentes policiales han señalado a Efe que el manual es similar a los que distribuía el entorno de ETA entre sus militantes de organizaciones como Segi, Jarrai o Haika, aunque estos últimos eran aún más concretos en sus planteamientos.

Por ejemplo, añaden las fuentes, ante cualquier detención una de las reglas era siempre denunciar malos tratos y torturas por parte de los agentes que practicaban la detención.