El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

PP y PSOE critican la actuación del alcalde

Noriega y el Bloque consideran exagerado el dispositivo policial tras el desalojo // El primer edil reprocha "no haber sido informado" del operativo por la Delegación del Gobierno

SANTIAGO. EP  | 31.05.2017 
A- A+

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha lamentado "todo el tipo de violencia" que acogió la ciudad este martes tras el desalojo de un local okupado en el Casco Histórico y, sobre todo, ante un dispositivo policial que ha calificado de "exagerado" para una concentración celebrada a última hora del día y que se presuponía "pacífica".

"El día en sí mismo no fue proporcionado en ningún momento, condenamos todo tipo violencia que ocurrió en la ciudad y creemos que se podría haber evitado", ha insistido, en una comparecencia ante los medios de comunicación.

Noriega ha desvelado que trasladó su "malestar" al delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, por "no haber sido informado" del operativo desplegado en la ciudad para desalojar un local del Casco antiguo, que fue sede de Cantigas e Agarimo, en la rúa Algalia.

Así, ha considerado que los altercados "se podían haber evitado" mediante el "diálogo" y la "intermediación", sobre todo cuando no hubo "conflictos de convivencia" por la actividad social y cultural desarrollada en la okupación en los últimos años.

"Estoy cansado de que se nos trate como a furtivos, cuando estamos representando a una institución", ha criticado, recordando que el Gobierno local ha mediado en otros conflictos relacionados con ordenes de desahucio "por la vía del diálogo".

El regidor ha considerado que la defensa de la propiedad privada "no puede amparar determinadas actuaciones", como el tapiado de las puertas y ventanas del inmueble en pleno Casco Histórico, que se saldó con un expediente por parte del Gobierno local y que calificó de "aberración urbanística".

Del mismo modo ha comparado esta situación con el desalojo de la Sala Yago en 2011, donde "curiosamente" el entonces regidor local, en alusión a Gerardo Conde Roa, "se hacía selfies" en plena actuación policial, "porque seguramente fue informado de lo que iba a ocurrir".

"Aquí debe haber alcaldes de primera y de segunda, a los que se avisa y a los que no se avisa. Evidentemente yo no iré a un desalojo a hacerme selfies", ha reprochado.

RECHAZO A LA "CRIMINALIZACIÓN"

El regidor ha criticado, a su vez, los intentos de "criminalización" de estos movimientos sociales por parte del PP, recordando que esta okupación lleva "tres años" en activo, uno de ellos con Agustín Hernández en la alcaldía.

También se ha expresado en términos similares sobre la concentración convocada a última hora de la tarde, en repulsa al desalojo, y sobre el dispositivo policial desplegado, insistiendo en que desconocía "las directrices" del operativo y los recursos que allí se emplearon, como disparos de pelotas de goma, unidades especiales y equipos de antidisturbios.

Noriega ha reiterado su exigencia de "respeto institucional", aunque ha trasladado su "condena" ante la actitud de aquellos "que no han respetado al mobiliario urbano" y "respondieron como respondieron ante un determinado dispositivo", además de su solidaridad con los heridos.

A pesar de ello, ha rechazado "criminalizar a los hombres y mujeres que allí estaban" y que se estaban movilizando por razones "absolutamente pacíficas", reiterando su demanda de "información" ante este tipo de actuaciones para que la ciudad "no acabe convertida en un campo de batalla".

"SE ESTÁN EQUIVOCANDO DE PERSONA"

Por otro lado, Noriega se ha referido a las críticas contra sus declaraciones por el dispositivo desplegado en el desalojo, acusándole directamente de "alentar" los disturbios vividos en la ciudad durante la tarde.

"Hoy se me acusa directamente de alentar intelectualmente lo que ocurrió ayer. Eso también es violencia", ha sentenciado, visiblemente molesto, exigiendo "pudor" a quien "coloca el foco" y "hace esas acusaciones tan graves".

"Se están equivocando de persona", ha señalado, advirtiendo de que "no todo vale" y defendiendo que ha exigido "información" y "diálogo" frente a la "violencia".

CRÍTICAS DE PP Y PSOE

Los portavoces de los grupos municipales se reunieron esta mañana para abordar la situación tras los sucesos y disturbios del martes.

Noriega criticó que el portavoz local del PP, Agustín Hernández, justificase la falta de información de la Delegación del Gobierno al ayuntamiento sobre la actuación policial, lo que llevó al rechazo de una propuesta de declaración institucional presentada por los populares.

Desde el PP y PSOE critican la actuación y postura del alcalde a raíz de los sucesos. Agustín Hernández ha defendido la "profesionalidad" de los efectivos policiales, denunciando que en las protestas, realizadas "sin permiso", había personas con intención de "provocar esos disturbios".

Asimismo, ha criticado que desde el gobierno local se permita una okupación "ilegal", donde se vendían bebidas alcohólicas "sin las medidas de seguridad y de higiene" necesarias.

Paco Reyes, por su parte, ha responsabilizado a Compostela Aberta de no actuar durante "dos años" para dar una alternativa al colectivo que okupaba la sede de Cantigas e Agarimo, dado que tenían "en la mano las herramientas y medios necesarios para solucionar el problema".

CONDENA DEL BNG

El grupo municipal del BNG ha criticado, por su parte, la "desmesurada" actuación policial tras el desalojo "sin agotar previamente otras vías de diálogo" para solucionar el conflicto, además del "inaceptable" tapiado del inmueble que "pertenece a un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad".

Además, ha tachado de "improcedente y lamentable la batalla campal" registrada durante la concentración de la tarde, con una acción policial "absolutamente desproporcionada" y acciones individuales "y aisladas" que "rompieron el proceder pacífico de la manifestación".