El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Enorme malestar policial con el alcalde de Santiago

Arrecian las críticas contra Noriega por su insensata actitud en el desalojo okupa // Feijóo reprueba la actitud del regidor // Hernández y Reyes, estupefactos con “un goberno que non protexe aos veciños”

Los manifestantes, ayer por la noche, frente a la sede de la constructora La Rosaleda, propietaria del inmueble - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Ver galerías (2)
Los manifestantes, ayer por la noche, frente a la sede de la constructora La Rosaleda, propietaria del inmueble - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

UXIO SANTAMARIA  | 01.06.2017 
A- A+

“Presentaremos una queja a la alcaldía de Santiago por las manifestaciones vertidas en contra de nuestros compañeros, algo que no vamos a aceptar de ninguna manera”. Así de rotundo se manifestó ayer Fernando Patiño, secretario regional en Galicia de la Confederación Española de Policía. La asociación policial lamentó los comentarios que tanto el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, como el partido que respalda su gobierno, Compostela Aberta, vertieron sobre la intervención de los cuerpos y fuerzas de seguridad en el desalojo y tapiado de una casona okupada desde el año 2014 en la rúa Algalia de Arriba, en la capital gallega.

La agrupación policial criticó con dureza el comunicado de la marea compostelana en el que consideraba “inadecuado el desalojo del centro okupado” y en el que se defendía que “no presentaba ningún problema de convivencia y seguridad”, mostrando su rechazo al entender que “no es el modo de proceder por parte de las instituciones públicas, en este caso de la judicatura y de los cuerpos de seguridad del Estado”.

La Confederación Española de Policía defendió “la profesionalidad y la actuación de nuestra unidad, ya que consideramos que actuaron correctamente”; y también señaló que ésta intervino “cumpliendo un mandato judicial, con la máxima corrección y respeto a la Ley, cosa que otros no han hecho”, en clara alusión al regidor. En este sentido, cabe recordar que Noriega criticó en declaraciones a un medio de comunicación “a actuación da Policía Nacional no centro da Algalia, que parécenos desmedida”.

"Un goberno que non protexe aos veciños”

Los grupos del PP y del PSOE de Raxoi también condenaron ayer los hechos violentos que ocurrieron en Santiago la tarde noche del martes. “Estamos estupefactos non só co que aconteceu, senón pola reacción dun goberno que non respecta as decisións xudiciais e que incita ao seu incumprimento; que non respecta o dereito á propiedade privada; e un goberno que non protexe aos veciños e veciñas de accións que racharon a vida cotiá e a normalidade do noso casco histórico”, señaló Agustín Hernández. Por su parte, Reyes criticó a CA porque “en dous anos de goberno tivo tempo dabondo para ofrecer un espazo público á agrupación cultural Escarnio e Maldizer ou para negociar un aluguer coa propiedade do inmoble, como se fixera anteriormente coa entidade Cantigas e Agarimo”. El BNG, que lidera Rubén Cela, se limitó a decir que la intervención policial “foi desmesurada e sen diálogo para a resolución do conflito do CSOA Escárnio e Maldizer”.

Feijóo a Noriega: "No se puede mover uno en la tibieza permanente"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha advertido al alcalde de Santiago, Martiño Noriega, que "no se puede mover uno en un estado de tibieza permanente", después del desalojo de un local okupa en la pasada jornada y los disturbios que se produjeron en una concentración posterior, en la que resultaron heridos varios agentes.

En respuesta a preguntas de los medios, y tras participar en un acto en Vigo, el titular del Ejecutivo autonómico ha recordado que "seis funcionarios públicos, policías, fueron agredidos y lesionados".

"Estos son los hechos, hay una sentencia de desalojo de un inmueble ocupado por unas personas que no son los propietarios. Se notifica la sentencia, y los funcionarios, cumpliendo la instrucción del juez, la ejecutan, y por eso son agredidos y lesionados", ha constatado, si bien las agresiones se produjeron en la concentración posterior.

Feijóo ha agradecido a los agentes "que cumplieran su deber" y ha trasladado a las familias de los agredidos el apoyo del Gobierno gallego. "Y decirle a los ayuntamientos, en este caso el de Santiago, que no se puede mover uno en un estado de tibieza permanente", ha añadido.

Según el presidente de la Xunta, "o se está con las libertades y el Estado de Derecho, o se está en contra" y que un agente de policía sea "agredido" por dar cumplimiento a una sentencia judicial, "es impropio de cualquier democracia".

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y Orbyt