El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Piden que los ‘antidisturbios’ tengan sede permanente en Santiago

Consideran que la amenaza yihadista y la actividad de los pro-okupas justifican la presencia de la Unidad de Intervención // Ahora no tendrían capacidad de respuesta

Efectivos de la UIP durante los disturbios del pasado martes en la zona vieja.  - FOTO:  Arxina
Efectivos de la UIP durante los disturbios del pasado martes en la zona vieja. - FOTO: Arxina

ALBA GARCÍA  | 08.06.2017 
A- A+

Santiago es una ciudad habitualmente muy tranquila, pero su condición de Ciudad Santa Patrimonio de la Humanidad la convierten en un enclave interesante para el terrorismo yihadista. Ahora, la Confederación Española de Policía acaba de confirmar este extremo al solicitar que la Unidad de Intervención Policial (UIP) cuente con una base permanente en Compostela por ser un “punto estratégico” de peregrinaje. Tal petición fue cursada pocas horas después del ataque registrado el martes en el entorno de Notre Dame en París, donde un hombre atacó con un martillo a un policía.


“Hemos solicitado en diversas ocasiones que se destine a la UIP a esta ciudad, la última el día 1 de junio, por ser esta ciudad y, en concreto la Catedral de Santiago, un punto estratégico, ya que es uno de los centros de peregrinaje más importantes del mundo occidental, hecho por el cual está en el punto de mira del terrorismo yihadista”, según esgrime la CEP.
Así, señala que España sigue “en Nivel IV de Alerta Antiterrorista”, por lo que la CEP considera que “que la VIII UIP debe de estar, al igual que ocurre en Francia con la Catedral de Notre Dame, permanentemente en esta ciudad”. A estos hay que añadir que los extremistas islámicos ya han pedido a los denominados lobos solitarios que actúen en España. Así, en otras ciudades turísticas españolas como Salamanca la Policía está pidiendo a los restaurantes y bares que no dejen cuchillos y tenedores sobre las mesas, como medida de precaución.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt