El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Hombro solidario a pacientes con cáncer mientras están en terapia

Voluntarias dan su apoyo a enfermos y familias en el CHUS // "Les ayuda a superar un trance que es muy duro"

M. MERA SANTIAGO   | 01.12.2017 
A- A+

A las once de la mañana, Nerea se fija en un paciente que espera para entrar en consulta en el Clínico. Tiene cáncer y su angustia se percibe en su cara. Esta joven voluntaria de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), de la Junta local de Santiago, se le acerca con un carrito con bebidas, comida y revistas. Así entablan conversación y, poco a poco, el enfermo parece relajarse.

Esta es una de las situaciones que se viven desde hace tres semanas en el hospital Clínico Universitario de Santiago a través del Programa Carrito Don Amable, que la entidad pone a disposición tanto de enfermos como familiares que acuden al servicio de Oncología Radioterápica.

En el programa de la asociación contra el cáncer, establecido a través de un convenio entre la gerencia de Xestión Integrada de Santiago y AECC, trabaja una decena de voluntarias, todas mujeres, de diferentes edades y profesiones, desde estudiantes hasta trabajadoras o personas que están en paro. Todas con un objetivo: dar apoyo y ánimos, en definitiva hacer más fácil la estancia de los enfermos oncológicos que acuden a recibir tratamiento y a consulta, así como a sus acompañantes.

Junto a Nerea están voluntarias como Inés, Lola, Mary Luz, María José, Remedios, Genma, o Ana, que acuden dos días a la semana, alrededor de un par de horas, a proporcionar acompañamiento a los pacientes oncológicos a tratamiento radioterápico.

La coordinadora del grupo, la psicóloga de la AECC, Aroa Gutiérrez, asegura "la idea es ir incrementando los días y las guardias a media que se vayan apuntando más voluntarios". Por ese motivo, hace un llamamiento a los compostelanos "que tengan algo de tiempo libre y que quieran implicarse en este programa que busca "ayudar a estos enfermos a superar un trance que es muy duro".

Cuando el próximo año los hospitales de día de Oncología y Hematología funcionen de forma separada, el Carrito Don Amable visitará a los 30.000 pacientes que acuden cada año a estas unidades del CHUS.

El jefe de Oncología Radioterápica, el doctor Antonio Gómez Caamaño, subraya la "magnífica" labor que desarrollan las voluntarias en nombre de sus compañeros de servicio y de los 12.000 pacientes que atienden al año.

Las voluntarias califican de "muy gratificante" su trabajo. "Ves a personas angustiadas, cansadas, solas... Y cuando te vas notas que están mejor, te dan las gracias. Es muy importante para ellos tener en quién apoyarse y tener a alguien que les escuche".

ere