El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

iniciativa

Se llevan los burros peregrinos

Cuatro socios de Zamora han montado una empresa en la que alquilan pollinos para hacer el Camino // Ellos mismos se encargan de alimentar y cuidar a los animales durante la Ruta // Los foráneos son los que más los demandan

REDACCIÓN • SANTIAGO  | 21.02.2007 
A- A+

Cuatro amigos que residen en Zamora han puesto en marcha el burroperegrino.com. Se llaman Toño Rodríguez, Fernando Calvo, Francisco Camba y Tomás, y se definen como grandes defensores de este pollino al que Juan Ramón Jiménez cantó sus mejores versos.

Elburroperegrino.com nació hace tres años. "Hicimos el Camino de Santiago, y decidimos que teníamos que poner en marcha alguna iniciativa para promocionar esta manera de cubrir la Ruta", indican. "Es, realmente, algo diferente, y que merece la pena. Cuando vas en caballo parece que miras a todos por encima del hombro, y si montas en burro, en cambio, la gente comenta: ¡pobrecicos!, pero es una experiencia divertida".

Así, y aunque sólo "somos cuatro socios que estamos regaos por diferentes pueblos (Pontejo, Benialbo, Morales y Tordesillas), y vivimos de nuestras profesiones (dos son funcionarios del Ministerio de Justicia, otro trabaja en una funeraria, y el último en un matadero), hemos conseguido juntar 16 burros para poner a disposición de todos los peregrinos que quieran hacer el Camino de esta manera.

Absténganse los más gordos

Los cuatro socios de Zamora han establecido, sin embargo, una serie de condiciones para proteger a sus animales. Ellos también irán a la peregrinación: "Así, si tú quieres hacer el Camino quedamos contigo, y el día que nos digas, y a la hora que nos señales, allí estaremos".

La etapa nunca debe superar los 25 kilómetros para que el jumenco pueda aguantar bien. Además, con elburroperegrino.com sólo se pueden cubrir las cinco últimas etapas del Camino Fracés. Es decir: Sarria, Portomarín, Palas de Rei, Arzúa y Monte do Gozo.

El equipo se encarga de recoger al asno en cada final de etapa y buscarle un lugar para que descanse y pueda comer. "Al día siguiente, te lo volvemos a llevar al lugar en el que te encuentras ", explican.

Por otro lado, "sólo hacemos Rutas Xacobeas que nos pidan un mínimo de cinco animales porque menos no nos resulta rentable", comunican. Esto significaría una peregrinación de hasta diez personas. Y es que, como explican los de elburroperegrino.com "los peregrinos no suelen ir todo el camino encima del pollino, sino que suelen utilizarlos, más que nada, para cargar con las mochilas o incluso para llevar a los niños. Los mayores, por el bien del animal, sólo se deberían montar al entrar en los pueblos, "algo que, además, les hace mucha ilusión, aunque si el peregrino es gordo, mejor que no lo haga..."

LOS DATOS

Borricos "pío" Los dueños de elburroperegrino.com afirman que "estamos abiertos todo el año", aunque advierten de que "cuanto antes se haga la reserva, mejor". Disponen de burros zamoranos y "burros píos", que son como los caballos típicos de los indios (estos pequeños y llenos de pintas), y que no están catalogados todavía.

Junio llenoA estas alturas , estos empresarios ya tienen comprometidos un buen número de rutas para el mes de junio, así que en cuanto empiece el verano comenzarán a llegar pollinos con mochilas de peregrinos a la praza del Obradoiro. En invierno, "no hay mucha demanda, aunque un famoso director de cine se está decidiendo", dicen.

LAS CLAVES

Cubrir la Ruta cuesta 2.500 €

Alquilar cinco ejemplares en elburroperegrino.com cuesta 2.500 euros. Este precio incluye la cobertura del equipo organizador, que recoge al animal en cada final de etapa y se encarga de alimentarlo y tenerlo en perfecto estado físico.

Hay que atravesar algún arroyo

La peor etapa que viven los animales está entre Melide y Palas. "Hay un puente con unas piedras muy mal puestas, y hay que meter a los jumencos por el arroyo, y si el río está muy crecido..." Los propios dueños se encargan de superar este mal trago.

Los extranjeros, pero en solitario

Dicen los fundadores de esta peculiar empresa que "tenemos mucha demanda de extranjeros". La mayoría, sin embargo, "quiere hacer el Camino en solitario, y desde Roncesvalles". Una vez "se nos presentaron dos italianos en el pueblo, y en otra ocasión una alemana, pero no aceptamos sus condiciones" .