El Correo Gallego

Galicia » Infraestructuras

foro araguaney

La Ley del Suelo acabará con cincuenta años de valoración de expectativas

Chamosa dice que "desaparecen los derechos de los propietarios y aparecen los de los ciudadanos" // Escariz augura que los terrenos perderán su valor

MÓNICA NOGUEIRA • SANTIAGO  | 23.05.2007 
A- A+

La Ley del Suelo estatal, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, inicia un camino en el que "desaparecen los derechos de los propietarios y aparecen los de los ciudadanos", según Julia Chamosa, presidenta del Xurado de Expropiación de Galicia, quien participó junto a Calixto Escariz, abogado y colaborador de la Organización Galega de Montes Veciñais en Man Común, en el Foro Araguaney, dentro del ciclo O Territorio, que se celebró ayer en el hotel Meliá Araguaney en Santiago. Chamosa destacó que esta norma busca una actividad urbanística de interés público, de manera que "el propietario del suelo pierde protagonismo en la urbanización. Él ya no va a poder decidir cuándo pone los terrenos en marcha o los retiene para una venta posterior o por afán especulativo".

En este sentido, Calixto Escariz destacó que hasta ahora un propietario que tenía terrenos en suelo urbano o edificable "tenía derecho a transformar el suelo y podía edificar". A partir de ahora, el planeamiento urbanístico "no atribuye el derecho a edificar directamente al propietario, sino al transformador del suelo", de manera que la Administración se lo otorgará al agente urbanizador, explicó Escariz. De esta forma, cambia la concepción tradicional y el derecho a construir "deja de ser inherente a los derechos del propietario".

"Quien haya ahorrado o invertido en suelo va a ver mermado significativamente el valor de su patrimonio", afirmó este abogado, ya que las expropiaciones, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora -que al propietario que estaba en suelo urbanizable se le paga en razón de la posibilidad edificatoria- "se van a pagar como rústico y, por tanto, no tiene derecho a hacer suyo nada de la pluvalías. En términos económicos varía muchísimo el valor de la propiedad".

Sobre esta cuestión, la presidenta del Xurado de Expropiación de Galicia recordó que la norma establece un nuevo régimen de valoraciones del suelo, que "deja de ser un bien económico como lo es actualmente. Si es un terreno rústico, que no pertenece a la malla urbana, se va a valorar como un campo de patatas o un campo de maíz; se valorará la renta potencial que ese campo tenga, su situación real, no se valorarán expectativas".

Chamosa subrayó que "esto supone cambiar cincuenta años de valorar expectativas, y será lo más difícil de entender".

En este foro, organizado por la Fundación Araguaney y que ayer estuvo moderado por Cesar Coll, representante del Colegio de Arquitectos de Galicia, insistió en que hasta ahora el valor del suelo que expropiaban para el desarrollo de un parque industrial o un polígono residencial "se calculaba en base al valor de la vivienda o de la nave" que se construiría, mientras que ahora se va a pagar como suelo rústico. Se está castigando el valor del suelo", sentenció.

EL MODERADOR

Cesar Coll vaticina un "cambio radical"

El arquitecto Cesar Coll, moderador del foro, destacó que la Ley del Suelo pretende "reconocer el valor propio que tiene el suelo y no el que le confiere el planeamiento urbanístico", de manera que supondrá un "cambio radical" a la situación actual .