El Correo Gallego

Galicia » Política

propuesta

Vivenda ofrecerá suelo industrial ‘a la carta’ contra los especuladores

Teresa Táboas indica que se pondrán en el mercado 20 millones de metros cuadrados de parcelas en ocho años // Pretende evitar que se hagan negocios con los terrenos adquiridos a cargo de recursos públicos

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 20.12.2006 
A- A+

La Consellería de Vivenda e Solo está dispuesta a poner en el mercado "parques empresariales a la carta", para facilitar que los emprendedores dispongan de suelo en condiciones para desarrollar sus actividades. Así lo anunció ayer la titular de este departamento de la Xunta, Teresa Táboas, quien aseguró que la intención del Ejecutivo es desarrollar 20 millones de metros cuadrados en los próximos ocho años. Se trata, indicó, de que los parques "se ajusten a las necesidades de las empresas y no al revés".

La Administración anterior había levantado 10 millones de metros cuadrados en diez años, pero según Táboas, ninguna de las grandes ciudades dispone de parcelas industriales. En el acto de presentación de los nuevos contratos de compraventa de parcelas en parques empresariales de titularidad de la Xunta, la conselleira indicó, además, que un porcentaje elevado de los terrenos acondicionados durante el mandato de la anterior Xunta están desocupados. Así, cifró este porcentaje en el 44% y dijo, también, que muchos de los terrenos ni siquiera están vendidos.

Táboas aseguró que el objetivo del bipartito es "evitar que se especule con el suelo empresarial adquirido y urbanizado con recursos públicos", para añadir que así se garantizará "que las parcelas albergan, en tiempo y forma, el proyecto empresarial para el que se vendieron".

Deslocalización

Para la conselleira de Vivenda e Solo, un control estricto sobre la finalidad industrial de las compras de parcelas contribuirá a fomentar el fin de los ciclos de los procesos productivos y a evitar la deslocalización de actividades empresariales.

El proceso que pondrá en marcha la Consellería de Vivenda e Solo constará de dos fases. En la primera, la de selección de parcelas, por primera vez se ofrecerá a las empresas la posibilidad de seleccionar el número y la tipología de las parcelas que precisa antes de iniciar la venta del parque empresarial, mediante la apertura de procesos de inscripción.

Ésta consistirá en abrir durante tres meses una convocatoria pública de oferta de parcelas. Táboas comentó que este procedimiento ya se está utilizando en tres parques de Pontevedra: Mos, la plataforma logística de Salvaterra-As Neves y el parque empresarial de Reigosa.

La segunda fase, la de concurso, se convocará en paralelo al inicio de las obras de urbanización, al objeto de que las empresas sepan cuanto antes si tendrán suelo en ese parque sin esperar a que esté finalizado.

El proceso a seguir, de acuerdo con los datos facilitados por Teresa Táboas, pasa por la puesta a la venta de las parcelas, ya adaptadas a la demanda detectada en la fase de selección y por la solicitud de los interesados en comprar. Las empresas ­habrán de depositar como ­fianza para participar en el proceso el 4% del precio de la parcela.

En caso de resultar adjudicatario, el comprador habrá de depositar una fianza por el 25% del precio de la parcela, mientras se tramita el contrato de compraventa. Si no hay adjudicación, la fianza para participar en la fase de selección sería devuelta a los ofertantes.

GARANTÍAS

Condiciones y recuperación de los terrenos

Los nuevos contratos establecerán un tiempo máximo de 12 meses para solicitar la licencia de edificación de la parcela, a partir de la fecha de firma del contrato.

Los adjudicatarios tendrán, además, que edificar sus naves en un plazo máximo de 36 meses. En total, pues, un plazo de cuatro años, para estar plenamente operativos. Táboas destacó que la construcción deberá ajustarse a parámetros de calidad medioambiental y que las empresas habrán de informar a la Xunta en los casos de una segunda transmisión de la parcela.

Reversión

Vivenda e Solo podrá recuperar la titularidad de las parcelas en aquellos casos en los que no se cumplan las condiciones de los nuevos contratos. Así, serán motivo de reversión el no dedicar la parcela al fin previsto, en cuyo caso la Administración devolverá el precio pagado por el adquirente, salvo una penalización del 20%; la no solicitación de licencia de construcción en el plazo fijado; o la no edificación en el plazo de los cuatro años previstos.

Vivenda e Solo se reserva, asimismo, el derecho de tanteo y retracto durante diez años, aunque esta potestad se extinguirá en el momento en que el comprador presente la licencia de actividad definitiva.

Táboas aclaró, también, que en el proceso de selección de empresas primará el interés de la actividad, el número de parcelas que se demanda, las necesidades de traslado de la actividad a otro lugar o el mayor precio ofertado por parcela .

APOYOS

Fomento de la economía social

En la elección de las empresas que se implanten en las parcelas públicas, se tendrá en cuenta si son proyectos subvencionados por otros departamentos, así como el hecho de que sean empresas de economía social o creadas por jóvenes o mujeres .