El Correo Gallego

Comarcas | comarcas@elcorreogallego.es

reunión

Urbanismo advierte que el PXOM de A Estrada necesitará correcciones

Reboredo y Campos, optimistas tras el encuentro en Política Territorial // Los cambios se apurarán una vez que llegue el informe sobre la aprobación final

MÓNICA GONZÁLEZ CONDE • A ESTRADA   | 03.05.2006 
A- A+

Cuando faltan cuatro días para que expire el plazo de la aprobación definitiva del PXOM estradense por parte de la Xunta, el gobierno municipal conocía ayer de primera mano en San Caetano algunos aspectos del proceso. Al encuentro con el director xeral de Urbanismo, Ramón Lueje, acudían el alcalde, Ramón Campos, el edil de Urbanismo, José Manuel Reboredo y la arquitecta municipal, Mónica Neira. "Somos optimistas, pero tamén prudentes", apuntaba el concejal delegado.

Y es que tras más de una hora de reunión "cordial e clarificadora", los de A Estrada salieron con buen feeling. Creen que por las palabras de Lueje, no habrá suspenso rotundo, pese a que les advirtió que se deberían realizar algunas correcciones.

Según explicó Reboredo, los técnicos aún comenzaron a revisar el planeamiento el pasado jueves (tienen sobre la mesa más de 30 documentos de otros tantos municipios) y mañana se celebrará la reunión del director xeral con su equipo. Así las cosas, lo más probable es que la resolución definitiva, en la que ya se conocerán los cambios necesarios, se comunique el lunes, el último día de plazo.

Como cabe esperar, el gobierno estradense espera que las correcciones sean las menos posibles, para que la aprobación del documento clave para A Estrada sea efectiva cuanto antes. Pese a que ya han transcurrido los tres meses de plazo, parece que habrá otras fórmulas para reformar el PXOM. "Eramos conscientes de que algunha actuación podería rodear os criterios da Lei do Solo pero en política ás veces hai que tomar decisións", apunta el edil.

Línea directa con el equipo

En el encuentro, solicitado el pasado martes, Campos y Reboredo explicaron la preocupación de los estradenses en torno a la aprobación del plan. Además, se interesaron por la posibilidad de que hubiese una aprobación parcial (uno de los supuestos que recoge la normativa) para algunas zonas concretas.

Ahora sólo queda esperar a que llegue el dictamen final. Mientras, sabedores de que hay que hacer algunos cambios, desde el gobierno estradense advierten de que trabajarán de forma intensiva para que los plazos se acorten al máximo. En este sentido, hay un margen de tranquilidad, al conocerse que Urbanismo ha puesto a disposición del equipo redactor del plan el asesoramiento de los técnicos de la Xunta. Reboredo agradecía ayer el gesto de Lueje, que contribuirá a que las correcciones se hagan con más efectividad.

Septiembre, el horizonte

"En A Estrada non houbo reprimendas polo urbanismo, nin suspensión de normas", apuntó Reboredo, recordando el esfuerzo de suspender de forma potestativa las licencias en septiembre de 2003, de forma unánime. Dentro de 4 meses se cumplirán tres años de construcción paralizada en el municipio, un tiempo máximo que apura trámites. "Sería malo voltar ás normas do 78 e aínda peor a un planeamento transitorio", dijo. Con los dedos cruzados, esperando el informe definitivo, también advirtió de que "ningún plan se aprobou á primeira", concluyó.

LA SOMBRA DE BOQUEIXÓN

Nuevo planeamiento en un año

La paralización del PXOM de Boqueixón por parte de la Dirección General de Urbanismo, también resuena en A Estrada. El alcalde boqueixanés, Adolfo Gacio, señalaba ayer que, en el transcurso de la próxima semana, se mantendrá una nueva reunión entre los responsables municipales y autonómicos para analizar "punto por punto" el PXOM suspendido. Gacio dijo que las licencias se suspenderán a finales de 2006 y confía en que antes de un año Boqueixón tendrá Plan Xeral .