El Correo Gallego

Elecciones

BNG

Alexandre Sánchez: “El alcalde de Ourense tiene que ser el capitán de la empresa”

L.P. • OURENSE  | 12.05.2007 
A- A+

C.G.
Alexandre Sánchez Vidal, candidato del BNG en Ourense
FOTO: C.G.

“Lo primero que tiene que hacer esta ciudad es creer en sí misma. Tenemos problemas estructurales, de carácter productivo: el 75 % del empleo está en el sector servicios y, sin embargo, el producto interior bruto agregado de este sector no llega al 25 por ciento del total. Por tanto, hay problemas de diversificación productiva y de productividad evidentes. Hasta ahora Ourense estuvo alimentándose de la llegada de flujos de población y de capital del resto de la provincia, pero eso ya se acabó. En el último padrón perdimos 342 habitantes, y el año pasado se nos marcharon 3.500 personas jóvenes. La cifra de ventas del comercio local está estancada desde 2002 y representa un 2 por ciento de la venta global. Bueno, pues a pesar de todos esos datos yo soy de los que consideran que esta ciudad tiene que creer en sí misma. En este sentido, el alcalde de Ourense más que un alcalde tiene que ser el capitán de empresa de una agrorregión interior, y en esa tarea hay que volcar los esfuerzos”. Este es el diagnóstico que ofrece de su ciudad el candidato del BNG a la alcaldía, Alexandre Sánchez Vidal (Montilla del Palancar, Cuenca, 1962), hijo de padre abulense y de madre ourensana, casado, dos hijas, licenciado en Derecho, postgraduado en Filosofía del Derecho y funcionario de la asesoría jurídica del Sergas.
 
Sánchez Vidal, aficionado a la lectura, hizo teatro en sus años más mozos con la gente que ahora se mueve en torno a Sarabela y jugó algo al fútbol. “Llegamos a jugar la final de una Copa provincial”, cuenta riéndose, “y curiosamente el mismo entrenador nos adiestraba a los dos equipos: él mío perdió, pero él ganó”.
 
_ ¿Qué es Ourense?

_ Una segunda cuestión que me parece estructural es la de nuestra singularización, de nuestra identidad. En los años 20 y 30 del pasado siglo XX, hubo una mesocracia comercial que hizo el Paseo, el Progreso..., con una edificación buena y una buena estructuración de la ciudad. En los años 60 y 70, durante el franquismo, la ciudad pasó de 50.000 a 112.000 habitantes, pero el desarrollo se hizo de un modo totalmente desestructurado y la ciudad se despersonalizó. Es absolutamente imperioso volver a personalizar la ciudad e integrarla, porque eso nos dará una identidad común poderosa.

_ ¿Cómo hacerlo?

_ Los barrios hay que atenderlos, no sólo por justicia social –un discurso común cuando se está en la oposición es decir que el gobierno se ocupa del centro y no de los barrios–, sino porque tiene que ver con la identidad y las posibilidades de desarrollo. Nuestro desarrollo tiene que ser como el cimborrio de la catedral: un modelo práctico para la defensa y, al mismo tiempo, armónico y hermoso. Este es el modelo a seguir, y no el del PP, que traduce todas sus propuestas, y sobre todo el Plan Xeral, en un modelo de desarrollo similar al de Alcorcón o Aluche.

_ ¿Cuál es su apuesta?

_  Ourense tiene en estos momentos una posición estratégica muy buena. Debemos dejar de ser subsidiarios del Eje Atlántico y empezar a ser centro, porque el concepto de centro y periferia en este mundo globalizado es relativo. Tenemos que ser complementarios del Eje Atlántico y jugar simbióticamente con él. Debemos intervenir en la creación de empleo, en ofrecer vivienda asequible, y en bienestar social para nuclear los barrios y forjar el ourensanismo.

LAS CLAVES

“Hay posibilidades en  termalismo, cosmética e investigación”

“Tenemos tres ríos, más de 3 millones de litros de agua, y aguas termales. El caño de As Burgas echa 4.000 litros por segundo.  Hay posibilidades en el campo termal, cosmética, e I+D+i. Y, además, es un recurso no deslocalizable”.

“Baltar  es ineficiente: representa el empleo público y la burocracia”

“Tenemos una derecha que no funciona en clave de capitalismo avanzado. Baltar representa el empleo público y la burocracia. Es ineficiente. Cada euro que invierta el sector público debe generar tres euros de iniciativa privada. Hay que ser eficientes”.

“Mi capacidad  para entenderme con los rivales es enorme”

“El escenario más probable es que nadie obtenga mayoría absoluta. Mi capacidad personal de liderazgo y entendimiento con los rivales es enorme. No habrá ningún problema para que yo, como alcalde, sea capaz de gestionar una mayoría sólida y estable”.