Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Domingo 21.12.2014  | Actualizado 00.00 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas
  • Imprimir
  • Enviar por correo

con otros ojos

CARMEN FERRERAS

Desnudos integrales

Ya iba siendo hora de que las teles empezaran a mostrar desnudos integrales masculinos sin pudor, tal cual lo han hecho con los desnudos integrales femeninos. Ya estoy harta de ver a mis congéneres mostrando sus gracias. Ahora les toca a ellos mostrar sus atributos que no son tan graciosos. Los desodorantes están contribuyendo a la aparición televisiva de los desnudos masculinos. Agotado ya lo de la axila, vista una, vistas todas; superado lo de los gayumbos, que ya no dicen nada, salvo que sean escuetos en sus manifestaciones morfológicas, los culitos masculinos han empezado a emerger.

Hay posaderas monísimas, otras por el contrario son decepcionantes, por mucho que pertenezcan a rostros de sobra conocidos y bellos donde los haya. Es que una cosa es el culo y otra las témporas, perdón, quise decir la cara. Aunque bajo los pantalones suele adivinarse si el culo es de primera o de regional preferente, que tampoco está mal aunque no sea lo mismo. Culos de primera, pocos. Como mejor están es enfundados en el pantalón correspondiente, respingoncitos ellos y como pidiendo guerra por la retaguardia. Hay que ajustarse al canon. Y no todos los culos se ajustan.

Un desodorante inequívocamente masculino, Axe, que al parecer las mata bien muertas, y que en su sinfonía de aromas tiene los mismos poderes que la flauta del flautista de Hamelín, nos proporciona la visión de un chico que tampoco es muy allá, pero eso sí, completamente desnudo. Por detrás se le ve bien, por delante es otra cosa. Se adivina, pero casi no se acierta a ver. Y ahí es donde yo pido valentía. Mucho mostrar el pubis femenino y sin embargo la zona cero masculina siempre se deja adivinar, si acaso entrever. Claro que menos se mostraba antes, que no se mostraba nada. Por lo menos vamos avanzando. En eso, la publicidad italiana es más osada.

Yo pido osadía a los chicos, a los modelos, para que la igualdad prosiga también por ese lado en concreto. Tradicionalmente, la mujer es la que ha debido dar el salto hacia la igualdad, pues ya va siendo hora de que ellos pongan algo de sí mismos. A la mujer la han venido desnudando desde que lo verde empezara en los Pirineos y no han parado. Pues ahora que lo verde, aunque unos cuantos desgraciados lo quemen, también crece en España, que los despeloten vivos. Que nos los muestren tal cual. En la España del señor Rodríguez y la señora Fernández, donde todo vale, echamos en falta precisamente eso. Porque aquí sólo se echan en falta chorradas de ese tipo. Pero mire, es una forma como otra cualquiera de impedir la discriminación que tanto critican las modernas.

A ver si el resto de firmas que casi todo lo desodorizan, fundamentalmente el olor a sobaquillo, los otros son más fuertes y requieren tratamientos varios, empiezan a hacer lo propio. Si Rexona en su versión masculina, dicho sin ánimo de hacer publicidad, en lugar de mostrarnos a Ronaldinho en una carrera absurda, vestido hasta las cejas, por lo menos lo hiciera recién salido de la ducha o en calzoncillos, el desodorante en cuestión tendría mejor acogida, y no que ni la axila del brasileño nos dejan ver. Hay que lanzarse, hay que demostrar nuestra europeidad. Antes se hacía a golpe de teta, ahora hay que hacerlo, en aras de una igualdad bien entendida, a golpe de culito pero, ¡ojo!, masculino, y si puede ser respingón y subidito, inalterable a los efectos de la gravedad, mejor que mejor. Desnudos integrales, bueno, sí, mientras sean masculinos.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS