Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Martes 02.09.2014  | Actualizado 20.39 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Economía | economia@elcorreogallego.es

EXPLOTACIÓN

Inditex ordena el cierre de la fábrica de uno de sus proveedores en Bangladesh

Las condiciones laborales de los trabajadores eran "muy pobres" // La planta está situada en la capital bengalí, Dhaka //La multinacional gallega solicita que se ubique a sus trabajadores en nuevos empleos

FAX PRESS BBC MUNDO/AGN SANTIAGO  | 24.06.2008 
A- A+

La empresa española de ropa Zara ordenó el cierre de una fábrica en Bangladesh que pertenece a uno de sus proveedores después de que trabajadores de la planta se quejaran a la BBC sobre sus condiciones laborales en el lugar. Una inspección de la fábrica radicada en la capital bengalí, Dhaka, encontró que las condiciones laborales eran "muy pobres".

Según Inditex, la empresa propietaria de Zara, la fábrica no produce prendas para ellos, pero sí es propiedad de uno de los proveedores de las tiendas de ropa. Inditex ordenó a ese proveedor que cierre la fábrica, que se ubique a sus trabajadores en nuevos empleos y que se permitan sindicatos en el resto de sus plantas.

Una trabajadora de la fábrica relató que "la condición general de la fábrica no es buena; hay abusos verbales y también abuso físico". "Si cometemos un mínimo error, nos golpean o nos los deducen de nuestros salarios", dijo. Otra mujer dijo que no podían dejar la empresa porque les debían sueldos atrasados. "Si me despido no me van a pagar los sueldos atrasados. Ese es el problema. No es fácil dejar la fábrica", dijo la mujer. Ambas dijeron que habían trabajado en prendas para Zara.

El titular de responsabilidad social de Inditex, Javier Chercoles, dijo a la BBC que Zara no estaba al tanto de que estuviese comprando prendas de esa fábrica en los últimos cinco años.

Como resultado de las acusaciones, Chercoles viajó a Bangladesh y visitó la planta en Dhaka. Dijo que le había tomado un tiempo que le permitiesen entrar al establecimiento, pero, cuando pudo, descubrió que allí no se producían prendas de Zara, aunque sí prendas de otras marcas internacionales. Chercoles dijo que le sorprendió lo que vio. "La fábrica está en condiciones muy pobres. No hay evidencia de que en esa fábrica se hayan producido prendas de cualquiera de las siete marcas de Inditex," dijo.

Sin embargo, lo que descubrió Chercoles es que ésta era una fábrica asociada a otra que sí produce prendas para Zara en la que -según Inditex- las condiciones son mucho mejores.

Las dos fábricas no están cerca entre ellas, pero Chercoles admitió que era posible que se haya transferido parte de la producción de una a otra sin la autorización ni el conocimiento de Inditex.

Chercoles le dijo al dueño que si Inditex sigue siendo un cliente debe "corregir" la situación, cerrar la planta y transferir el personal a otra planta. "Si este señor quiere ser nuestro socio en el futuro, tiene que cerrar la fábrica porque es como una gangrena", dijo Chercoles.

El dueño de la fábrica proveedora ha acordado cerrarla y reubicar al personal en otras plantas antes del 25 de septiembre. Además, ha firmado un acuerdo que asegura que los trabajadores serán protegidos, que el proceso será supervisado por observadores independientes y que se reconocerá y permitirá a los sindicatos. Esos observadores ya están trabajando en las plantas.

Un portavoz del proveedor dijo que no estaban al tanto del abuso verbal y físico que mencionaron las trabajadoras entrevistadas por la BBC.

"Proveeremos transporte a quienes quieran cambiarse a las otras plantas, y cualquier trabajador que decida libremente que no lo desea recibirá su remuneración completa", dijo el portavoz.

La serie de decisiones que adoptó Inditex después de enterarse de las acusaciones que difundió la BBC demuestran lo sensible que son los vendedores minoristas a las condiciones laborales en las fábricas de sus proveedores, porque saben que los consumidores están cada vez más alerta acerca de cómo y dónde se producen sus prendas baratas, porque son conscientes de que su reputación está en juego.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS