El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

93 activos y 65 controlados

Galicia registra 158 incendios, dada la situación, Zapatero llega a nuestra Comunidad "para asumir responsabilidades"

El presidente inició esta tarde su visita a Santiago de Compostela en el Centro de Coordinación de incendios forestales, luego acudirá a Raxoi //Durante la noche los equipos que trabajan en las labores de extinción lograron acotar parte del perímetro de algunos incendios importantes para evitar que avancen en la jornada de hoy

Una casa de Aldeanova, cerca de Santiago, amenazada por un espectacular incendio - FOTO: A.Hernández
Ver galerías (31)
Una casa de Aldeanova, cerca de Santiago, amenazada por un espectacular incendio - FOTO: A.Hernández

AGENCIAS MADRID  | 09.08.2006 
A- A+

 El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció hoy que los cien incendios diarios que registra la Comunidad gallega desde el pasado viernes han situado a Galicia ante un "desafío serio y grave". Por ello, anunció un "amplio paquete" de ayudas del Estado para los afectados por los daños ocasionados por los fuegos, que será aprobadas "casi seguro" en el Consejo de Ministros que se celebrará el 25 de agosto.

"Galicia será el receptor fundamental de estas ayudas", anunció Zapatero en Santiago de Compostela, a donde acudió tras suspender sus vacaciones, para "trabajar y estar al lado" del Gobierno gallego y a sus ciudadanos ante la situación "difícil" que atraviesa la comunidad.

Un desplazamiento que contó "con el agradecimiento muy especial" del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, quien elogió que Zapatero decidiese estar en Galicia para "trabajar y estar cerca" de los gallegos y conocer de "primera mano" la lucha contra los incendios, "ciertamente complicada".

Conchi Paz
Zapatero junto a Touriño y Canal en el Centro de Coordinación contra incendios, hoy
FOTO: Conchi Paz

"Mi presencia aquí es para asumir responsabilidades. El Gobierno central quiere corresponsabilizarse con la Xunta y poner encima de la mesa medidas", argumentó Zapatero antes de participar en una reunión de trabajo en la capital gallega con el jefe del Ejecutivo gallego; el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana; y las ministras de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, a la que acudieron también otros miembros del gabinete de crisis, como los conselleiros de Medio Rural y Presidencia, Alfredo Suárez Canal y José Luis Méndez Romeu.

No obstante, antes de participar en esta jornada de trabajo, que se completará mañana con una visita a las zonas más castigadas por los incendios, Zapatero quiso enviar un mensaje a la ciudadanía gallega --a través de una comparecencia abierta a los medios-- anunciándoles que su presencia en Galicia es para demostrar que el Estado está "a su disposición" ofreciéndoles "todos los medios que tiene a su alcance y los que sean necesarios" para seguir trabajando con la Xunta de forma "coordinada y conjunta".

No obstante, destacó que Galicia ya cuenta con un "poderoso y amplísimo" operativo de extinción, cuya prioridad aseguró que es defender la integridad y seguridad de las personas, bienes y patrimonio de los gallegos.

Un dispositivo que recordó que está formado por 6.500 efectivos, 500 medios terrestres y más de 50 aéreos, gracias a la "amplísima" aportación del Estado, CC AA, las empresas privadas y la ciudadanía para "prevenir y reprimir" la actividad de los incendiarios.

Precisamente, agradeció la colaboración ciudadana que consideró "fundamental e imprescindible", sobre todo en la denuncia de los "criminales" que provocan los incendios.

Asimismo, Zapatero también destacó el "gran" dispositivo de efectivos de la Guardia Civil y Policía que trabaja también con este objetivo y que recordó se ha visto reforzado con efectivos de diferentes CC AA.

De igual forma, apuntó al despliegue del Ejército en la comunidad gallega, tras decretarse el nivel 2 de alerta para la totalidad de las provincias de A Coruña y Pontevedra. No obstante, anunció que el Gobierno está dispuesto, "si es necesario", a aumentar los efectivos de de las fuerzas armadas para desarrollar tareas de prevención, seguridad de la ciudadanía y lucha contra los incendios".

Unidad militar de emergencia

Asimismo, Zapatero no descartó la posibilidad de que Galicia pudiese contar con una base de la Unidad Militar de Emergencia --que se prevé operativa en un 70% en 2007-- en materia de lucha contra incendios.

"Lógicamente lo que afecte a la lucha contra incendios, la zona noroeste es de la máxima sensibilidad", reconoció el presidente del Gobierno a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de Galicia pudiese acoger una base de esta unidad. 

158 incendios   

Los servicios de extinción de incendios de Galicia se centran a estas horas en intentar extinguir 158 incendios declarados en las cuatro provincias gallegas, 93 de ellos activos y el resto, 65, controlados.

Según los datos facilitados por la Consellería de Medio Rural, las provincias más afectadas siguen siendo Pontevedra y A Coruña. En Pontevedra son 42 los fuegos activos y 41, los controlados, mientras que en A Coruña, son 36 los activos y 9, los controlados.

En Ourense, y a diferencia de ayer, los incendios registrados son 18; ocho activos y diez controlados, mientras que en Lugo son siete los activos y cinco los controlados.

A estas horas, los incendios "más virulentos" se registran el el Ayuntamiento de Ames, cercano a Santiago de Compostela, donde las llamas han obligado a desalojar una urbanización en la parroquia de Aldeanova y amenazan una gasolinera cerca de la parroquia de Bidán. Asimismo, la intensidad de este fuego ha obligado a cortar la carretera que une Santiago con Noia, por lo que los conductores tienen que desviarse por la cercana población de O Milladoiro.

Esta tarde, la comarca de Santiago ha sido la más perjudicada en la provincia de A Coruña, porque además de Ames, se han registrado importantes fuegos en Padrón, Teo e, incluso, en el propio ayuntamiento santiagués.

No obstante, la situación sigue siendo "especialmente grave" en Pontevedra, donde durante la tarde han aparecido 14 nuevos focos. "Es como si los pirómanos se quisieran reír de nosotros, a pesar del incremento de medios materiales y humanos y de la vigilancia del Ejército y de la Guardia Civil", aseguran desde este departamento.

Los ayuntamientos más afectados hoy en esta provincia fueron Pontecaldelas, Oia y Pontevedra, mientras que en Ourense lo fueron los municipios de Coles y Melón y en Lugo, los de Vilalba y Meira. 

Activo el incendio de Melón

Uno de los tres incendios  registrados ayer martes en el municipio orensano de Melón mantiene  activo un frente de llamas sobre el pueblo de Prexigueiro  (Ribadavia) y otro que avanza por los montes del municipio de  Crecente, en la provincia de Pontevedra, donde se ha acercado a las  viviendas de Filgueira.
El fuego de Melón, según fuentes de la consellería de Medio  Rural, comenzó ayer a las 15:00 horas en tres puntos de los montes  de Quins, donde rodeó varias viviendas en las poblaciones de Codesás  y Barcia para seguir luego su avance hacia el municipio vecino de  Ribadavia.
En Ribadavia se podía ver hoy el fuego en el monte situado por  encima del pueblo de Prexigueiro donde brigadas forestales y un  helicóptero trataban de impedir su llegada a las viviendas.
Entre Prexigueiro (Ribadavia) y el siguiente pueblo Filgueiras  -ya en el municipio pontevedrés de Crecente-, la carretera de unión  permite ver los Montes de Miranzo, antes poblados por pinos y  eucaliptos y ahora calcinados hasta el punto de que en la mayor  parte de esta zona no quedan ni restos de los troncos sobre el suelo  negro.
En Filgueiras y Costa, los vecinos atajaron el fuego con  mangueras y cubos al pie de sus viviendas ayudados por la Guardia  Civil, un hidroavión, dos helicópteros y varias brigadas aunque  sigue activo en la zona más alta de la montaña.
En relación a la provincia de Ourense, siguen activos los  incendios iniciados ayer en los municipios de Coles, Amoeiro,  Chandrexa de Queixa y otro de los fuegos registrados ayer en Melón.
En Coles, el fuego quemó ya una gran extensión de pinar, de  robles y siete casas de piedra de Couso y Outeiriño, así como  pueblos semiabandonados en los que se pueden ver las paredes de las  antiguas viviendas en pie, mientras que algunos enseres, tejados,  parras y elementos de madera están en el suelo calcinados.
En la extinción de este incendio, que sigue activo en montes  poblados por pinos, trabajan cinco helicópteros, ocho brigadas, dos  camiones autobomba y una pala excavadora tipo oruga.
En el municipio de Melón sigue también activo otro de los  incendios iniciados ayer martes en los montes de Quins, en cuya  extinción trabajan siete brigadas, dos camiones autobomba, cuatro  palas excavadoras tipo oruga, un helicóptero, dos avionetas de la  base orensana de Beariz y otras dos de Rozas (Lugo).

De este modo, esta provincia, junto a la de A Coruña, continúa en su totalidad bajo el dispositivo de alerta 2, es decir, que el Ejército está preparado para actuar de forma inmediata en cualquier punto en el caso de que fuese necesario un desalojo de población, al tiempo que supone contar con la presencia de medios de otras comunidades.

Bomberos de Portugal

Medio Rural apuntó como los incendios más complicados los que se registran en Padrón y Muros, en la provincia de A Coruña; seguidos de Ponte Caldelas, Oia, Forcarei y Crecente, en la Pontevedra; y los de Coles y Melón, en Ourense.

A.Hernández
Varias casas de Aldeanova amenazadas por un espectacular incendio
FOTO: A.Hernández

Medio Rural apuntó como los incendios más complicados los que se registran en Padrón y Muros, en la provincia de A Coruña; seguidos de Ponte Caldelas, Oia, Forcarei y Crecente, en la Pontevedra; y los de Coles y Melón, en Ourense.

Precisamente, el departamento que dirige Alfredo Suárez Canal confirmó que bomberos procedentes del país vecino de Portugal se están desplazando hacia estos municipios ourensanos para ayudar a las tareas de extinción.

Además, recordó que para los incendios más complicados se cuenta con la colaboración de efectivos y medios aéreos de otras CC AA, lo que sitúa en 50 los aparatos (avionetas, hidroaviones y helicópteros) que están trabajando de forma coordinada en Galicia en estos momentos.

Empiezan a verse los resultados

La Consellería de Medio Rural destacó que "gracias a la intensiva labor durante la noche" se consiguió acotar el perímetro de los fuegos que estaban afectando a superficies, "con el objetivo de que no crezca la superficie y arda sobre lo ardido".

Así, puso como ejemplo el caso de los incendios que asolan los municipios coruñeses de Padrón, Lousame y Rois y el pontevedrés de Meis, donde se ha conseguido acotar su perímetro.

La Consellería consideró que se trata de un dato "positivo", ya que supone que empieza a "verse efectivo" el "intenso trabajo" del operativo desplegado, que está a "pleno rendimiento".

 

R.Escuredo
A la altura de Cambados, ésta era la dantesca visión que ofecía el paisaje
FOTO: R.Escuredo

Ourense

La sexta jornada de la ola de incendios que asola Galicia contabiliza en la provincia de Ourense un total de 15 incendios, 12 de ellos sin control en diferentes puntos de la provincia, del más del centenar de fuegos que afectan a toda la comunidad gallega.

El más grave, como en el día de ayer se encuentra en Amoeiro, en la parroquia de Bóveda, donde trabajan un técnico, un agente, 5 brigadas y cuatro motobombas. Allí se decretó el nivel de máxima alerta al haber peligro para la población en un fuego que sigue activo desde la tarde de ayer.

Según datos facilitados por la Consellería de Medio Rural, otros incendios se registran a esta hora en Boborás, Melón Ribadavia, Coles, Pereiro de Aguiar, Vilamarín, Chandrexa de Queixa, Cualedro y Verín. También hay otros dos incendios controlados en Cenlle y San Cristovo de Cea.

Ana
Espectaculares llamas en Cerponzóns
FOTO: Ana

La provincia de Ourense vivió ayer un día complicado con 23 incendios sin control. Por la mañana la situación era más o menos tranquila pero el viento del nordeste y la altas temperaturas dieron un giro a la situación y la provincia fue una de las más afectadas, junto con Pontevedra y A Coruña.

El incendio más preocupante se registró en Amoeiro, que es el que sigue activo a estas horas. El de Armeses, en Maside, que se inició el pasado domingo, seguía activo pero ya no suponía peligro para sus vecinos.

La capital ourensana se vio rodeada por las llamas con focos en O Pino, Covadonga, As Eiroás, Pereiro y Vilamarín, que no dieron tregua a Bomberos y Policía Local. Las llamas se acercaron a las viviendas, -algunas fueron desalojadas-, al campo de tiro, al antiguo vertedero y a la perrera municipal. Otros incendios se localizaron en los municipios de Cenlle, Melón, Ribadavia, Coles, San Cristovo de Cea y Pereiro de Aguiar.

La noche, en albergues 

Unos 70 efectivos de la lucha contra incendios desplazados desde fuera de Galicia pasaron la noche en instalaciones dependientes de la Consellería de Innovación e Industria, entre ellas el Centro Superior de Hostelería de Galicia (CSHG) y albergues del Camino, puestos a disposición de estas personas que colaboran en la extinción de fuegos.

Según informó hoy en un comunicado de prensa Innovación e Industria, en la residencia de estudiantes del Centro Superior de Hostelería de Galicia pasó la noche un grupo de unos 30 bomberos del Principado de Asturias, desplazados a la comunidad para colaborar en la extinción.

Además, en el albergue de peregrinos del Monte do Gozo fueron acogidos la pasada noche más de 40 efectivos procedentes de diferentes puntos de Galicia y de Madrid, que se incorporarán en las próximas horas al operativo contra incendios.

Asimismo, la Xunta prevé la llegada a Compostela de más efectivos en las próximas horas, a los que se les repartirá entre las instalaciones del citado albergue y el de San Lázaro, en la capital gallega.

NASA
Las nubes de humo de los incendios se dejan ver desde el espacio
FOTO: NASA