El Correo Gallego

Galicia » Política

juicio

El PP de O Grove se declara inocente en el caso de las listas del País Vasco

Alexandre Aguín afirma que la agrupación local no tuvo nada que ver con la designación de candidatos sin consentimiento // Niega vinculación con los afectados

EUROPA PRESS • O GROVE   | 28.09.2007 
A- A+

El coordinador de la pasada campaña del PP en O Grove, Alexandre Aguín, negó ayer en el Juzgado de Cambados que exista vinculación de la formación popular a nivel local con los casos de personas cuyos nombres aparecieron sin autorización en candidaturas del PP vasco.

En su declaración a la jueza, según relató posteriormente a Europa Press, Aguín Castro, imputado en el caso, afirmó que "es una acusación directa hacia el PP de O Grove que no tiene sentido" y añadió que "hay una persecución mediática cuando la delimitación del PP de O Grove está muy clara". "Es un marrón del que no sabemos su origen", dijo.

El edil popular explicó el procedimiento administrativo que esta formación sigue en casos de este tipo, y confirmó que desde esta agrupación local se había realizado una única solicitud. Según aseguró, se realizó para incluir "a sólo un militante que pidió que se le integrara en una lista" y negó que tuviese vinculación alguna con las personas que denunciaron el caso y que sus solicitudes se hubiesen tramitado desde el PP grovense.

"No tengo nada que ver con este tema, yo conocí a la gente que está afectada por la prensa, y no tengo relación alguna con ellos, sólo con una persona, al resto los conozco de vista", afirmó. En esta misma línea se refirió a las otras dos personas con las que se encontró ayer en las dependencias judiciales de Cambados, Jesusa Otero y Sofía Agrelo, ambas trabajadoras del Grumir de O Grove y que están imputadas en la causa. Según Aguín, una de ellas tiene vinculación familiar con uno de los denunciantes. Aunque no pidió ninguna prueba pericial, la jueza le mostró algunas de las firmas que se presentaron de los presuntos candidatos, que no reconoció.

El actual presidente local y concejal del PP grovense, Miguel Ángel Pérez, que fue el primero en declarar como imputado en el caso, había solicitado una prueba pericial para que se contrastase su letra con la que figuraba en las solicitudes de los falsos candidatos populares.