El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

POBLACIÓN EN MOVIMIENTO

El coste social de la maternidad frustra el deseo de tener más hijos

La tasa de fecundidad actual, de 1,03, se separa del anhelo real de las gallegas, que, como promedio, ansían llegar a 2,76 // Las penalizaciones para su carrera profesional y la ausencia de una red de apoyo para los cuidados del nacido reprimen sus expectativas

R.L. • SANTIAGO   | 16.05.2008 
A- A+

Fernando Blanco
Ana Touriño, izquierda, y Paula Rama, de la Unidad de Investigación de la Egap, participaron ayer en el Foro Cambio Demográfico
FOTO: Fernando Blanco

La caída de la natalidad es un fenómeno compartido por buena parte de los territorios europeos, en el que Galicia figura como comunidad aventajada. Con una tasa de fecundidad (hijos por mujer en edad fértil) de 1,03 en 2006, Galicia ocupa los puestos más preocupantes en un grupo de 137 regiones europeas en el que ya de partida ninguna alcanza el umbral de 2,1, que garantiza el reemplazo poblacional.

Desde finales de los 60, la anticoncepción y el aborto introdujeron nuevas posibilidades en la planificación de la maternidad, y con la segunda mitad del siglo XX surgieron nuevos valores de la posmodernidad ligados a la libertad personal y la autorrealización. En ese contexto comienza un retraso en el tiempo de la maternidad (en Galicia ha pasado de los 27,5 años en los 70 a los 31,5 de hoy) que se traduce en un menor número de hijos. No obstante, la investigación desarrollada por Ana Touriño y Paula Rama desde la Escola Galega de Administración Pública (EGAP) demuestra que las bajas cifras de natalidad no se corresponden con el deseo de las mujeres.

El 38% quiere tener más

El Foro Cambio Demográfico, organizado por la Secretaría Xeral de Igualdade con el objetivo de conocer el nuevo escenario social al que deben dar respuesta las políticas públicas, conoció ayer Fecundidade e Estratexia Reprodutiva. El estudio de Touriño y Rama pone de manifiesto que los costes sociales -en forma de penalización laboral, falta de tiempo o ausencia de una red de apoyo para los cuidados del nacido- frustran el deseo de tener hijos de las gallegas.

Así, el 38,4% de las madres declaran que preferirían tener más hijos de los que tienen. Y es que, frente a la tasa actual de 1,03 hijos por mujer, las gallegas -apuntó Ana Touriño en su exposición en el hotel Monumento San Francisco de Santiago- declaran que 2,76 sería su promedio ideal de hijos.

Por encima de los treinta

El periodo de tiempo analizado por las investigadoras (1970-2005) evidencia el retardo en la edad a la que las mujeres deciden tener el primer hijo. En 1970, la maternidad se concentraba en Galicia en el grupo de edad comprendido entre los 20 y 24 años. Tres décadas más tarde, el mayor número de niños gallegos nacen de mujeres con edades comprendidas entre los 30 y los 34 años.

En 30 entrevistas en profundidad, las investigadoras analizaron cómo influyen los medios y recursos de apoyo disponibles, las prioridades personales de cada mujer y las pautas sociales en la decisión de ser madre. En todas las entrevistas asomaron rasgos de desigualdad entre sexos: los hombres no soportan la misma presión social con la paternidad ni se sienten tan limitados en términos de edad.

CINCO PERFILES

Orientada a la familia

Es uno de los cinco perfiles descritos en las entrevistas realizadas. Para estas mujeres, los hijos ocupan un lugar central y no hay otras expectativas vitales fuertes (ascenso laboral, ocio...) que pesen en contra en la balanza. La reproducción del modelo familiar en el que la madre fue criada o sus malas experiencias dentro del mercado laboral son factores que influyen en este primer tipo.

Adaptativa-simultánea

En este grupo coexisten las aspiraciones familiares con las profesionales. La mujer simultánea la maternidad con su trabajo echando mano de distintas fórmulas: trabajo a media jornada, elección de puestos con horarios continuados y recurriendo a las redes formales (escuelas infantiles) e informales (ayuda de familiares) de cuidado. Por eso, los factores que más sopesan a la hora de decidir ser madres están vinculados con las facilidades que ofrezca su puesto de trabajo y los medios de apoyo a los que puedan recurrir.

Adaptativa-sucesión

La estrategia es distinta: abandona temporalmente el mundo laboral y regresan después.

Adaptativa-sin descendencia

Aún no tienen hijos. Valoran que están en una etapa inicial de su vida. Persiguen la estabilidad laboral, pero en sus planes figura ser madre.

Orientadas al trabajo

Su trabajo y realización personal pesan más. En ocasiones hay otro factor: no quieren ocupar a familiares o amigos con su descendencia, que entienden como una responsabilidad propia. Soportan la presión social y, en ocasiones, de la pareja .

EVOLUCIÓN

Un 23,55%, fuera del matrimonio

En el año 1970, el 3,34% de los nacimientos que se producían en Galicia tenían lugar fuera del matrimonio. La comunidad, señalaron las investigadoras, siempre ha tenido un porcentaje mayor que la media. En la actualidad son el 23,55% de los bebés .