El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

manifestación

Más de 5.000 personas piden en Ferrol que no se autorice el funcionamiento de Reganosa

Beiras dice que la planta de gas "significa un sometimiento del poder político a los intereses del capital privado" // Integrantes de colectivos ciudadanos, sociales y políticos apoyaron la protesta convocada por el Comité Ciudadano de Emergencia

FOTO: KIKO DELGADO
Ver galería
FOTO: KIKO DELGADO

E.P. FERROL  | 30.09.2007 
A- A+

Más de 5.000 personas, unas 2.000 según la Policía Local y 10.000 según los convocantes, se manifestaron hoy en Ferrol convocados por el Comité Ciudadano de Emergencia de la Ría de Ferrol para pedir a las administraciones competentes que Reganosa no sea autorizada de forma definitiva, ya que la planta de Mugardos opera en fase de pruebas desde el pasado 9 de mayo.

Bajo el lema 'No a la autorización, planta de gas fuera de la ría', los manifestantes partieron del muelle de Curuxeiras del puerto de Ferrol a las 12.15 horas y finalizaron la protesta en la plaza de Armas, ante el Ayuntamiento de Ferrol, sobre las 13.30 horas.

El colectivo, creado en 2001, insistió en el "incalculable peligro" que Reganosa supone para la seguridad de los "100.000 habitantes" que viven en el espacio geográfico de la ría y para la riqueza marisquera de la zona "de la que viven 600 familias". 

En la manifestación reclamaron al Gobierno central que no se conceda el Acta de funcionamiento definitivo a la regasificadora, porque el Comité asegura que no se cumplen los condicionados establecidos en la Autorización Administrativa Previa de 2002: la distancia legal a la población, según la Directiva Deveso II; y la salida al mar de los gaseros en caso de emergencia (norma EN-1532), ya que los buques cargados sólo pueden navegar con seguridad por la ría con pleamar.

La instalación, que ya recibió la descarga de siete buques gaseros, dispone de un Acta de Puesta en Servicio Parcial o pruebas desde mayo prorrogada el pasado 8 de agosto, en unas medidas que los manifestantes calificaron de "fraude de ley" y "argucia legal".

Con la protesta, se pidió también a la Xunta de Galicia (accionista en un 10% del capital de Reganosa), que inicie una investigación sobre la planta de gas y al Ayuntamiento de Ferrol que exija al Tribunal Supremo que haga firme la sentencia que en 2004 anuló la tramitación ambiental de la instalación.

En la plaza de Armas, los portavoces del colectivo denunciaron que "el paso del tiempo demuestra como falsedades los embustes" que sustentan Reganosa, y la "estrategia envolvente y de hechos consumados", que contó con "la connivencia política del gobierno Fraga, Aznar, de ciertos medios de comunicación, y hoy en día, del bipartito PSOE-BNG". Así, el Comité incidió en la responsabilidad del actual gobierno de la Xunta de Galicia "supuestamente de izquierdas", por demostrar "un amigable consenso con el PP en el caso de Reganosa".

Asimismo, los vecinos del núcleo de Mehá (Mugardos), encerrados desde hace 69 días en el ayuntamiento de la localidad, para reclamar que la planta de gas no sea autorizada definitivamente preguntaron públicamente "en caso de una catástrofe, ¿quién será el responsable?".

Apoyos

La movilización contó con el apoyo de colectivos ciudadanos de toda Galicia. Destacó la presencia de representantes de Esquerda Unida-Izquierda Unida, que gobierna en coalición con el PSOE en Ferrol, miembros de CC.OO., CIG y USTG, y artistas como Lino Braxe y la actriz Mabel Ribera.

A la protesta acudieron miembros de la Asociación por la Defensa de la Ría de Pontevedra, colectivos ecologistas como Verdegaia, SOS Ría de Vigo y vecinos de As Encorvas, Arteixo y Merza, afectados "por Unión Fenosa". Los mariscadores de la Cofradía de Ferrol, encabezados por su patrón mayor, Bernardo Bastida, también respaldaron la protesta, para denuncia que el sistema de captación de agua de Reganosa provocará daños en los bancos marisqueros de la ría. 

Entre las pancartas que se vieron en la movilización, destacaron las que reflejaban imágenes Manuel Fraga, Emilio Pérez Touriño, Anxo Quintana o Alberto Núñez Feijóo, a los que se acusaba de "culpables" y "responsables".

Sometimiento

En la protesta participó, asimismo, el ex portavoz nacional del BNG Xosé Manuel Beiras. En declaraciones a los medios de comunicación, aseguró que Reganosa "es una arbitrariedad absoluta que conculca la legalidad más elemental", que pone en peligro a los ciudadanos, y que "significa un sometimiento del poder político elegido por los ciudadanos a los intereses del capital privado".

Así, Beiras criticó la ubicación actual de Reganosa por "irracional" y "auténtica barbarie", y censuró que los poderes políticos se "plieguen" a "los caprichos de los intereses del capital". Aseguró que la "única salida digna" es la ubicación de Reganosa en el puerto exterior, pero lamentó que Caneliñas no disponga todavía de accesos. Achacó esta situación al puerto exterior de A Coruña, que calificó de "atrocidad", "saco sin fondo", y "escándalo todavía superior al de la Ciudad de la Cultura".

De este modo, aseguró que el Puerto Exterior de A Coruña "es una de las causas que está por detrás de que no se llevase a Reganosa al puerto exterior y de que no se ponga en condiciones de funcionar adecuadamente las instalaciones" de Caneliñas.

Por último, Beiras valoró la movilización ciudadana. "Y mientras tanto, el poder lo que pretende es mear por ellos, y no puede ser", concluyó.