El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

EDITORIAL

La gran incógnita sobre los incendios

09.08.2006 
A- A+

Si los lectores se detienen en el gráfico de nuestra sexta página, observarán que la inmensa mayoría de incendios se centran en la franja costera más desarrollada de Galicia, la comprendida entre Carnota y Gondomar, y abarca las zonas colindantes en el interior de las provincias de A Coruña y Pontevedra. Son las más ricas y pobladas, en las que cada verano se aglomeran decenas de millares de turistas. Resulta cuando menos sorprendente esta selección cualitativa del espacio destruido, y las investigaciones, partiendo de que no existen dudas sobre la intencionalidad de los incendiarios, se centran en analizar con lupa la multiplicación de focos en espacio tan concreto para poder llegar a conclusiones.

A pesar de los efectivos destinados a la investigación (sólo la Guardia Civil dispone de 109 agentes especializados, 89 más del servicio de información y quince expertos en la lucha contra el crimen organizado), lo cierto es que el balance es desalentador. De seis detenciones practicadas en los últimos días, uno está en libertad, otro ingresó en prisión y nada se sabe del resto. La conclusión es que, a pesar del amplio despliegue, los resultados no se corresponden con el esfuerzo. Y en el aire flota la gran incógnita: ¿Quiénes queman el monte? ¿Por qué? ¿Por vendettas laborales? ¿Por demencia? ¿Por negligencia? ¿Por intereses económicos? Llevamos una veintena de años haciéndonos estas preguntas y políticos, fuerzas de seguridad, fiscales, jueces, sociólogos o estadísticos no disponen de una respuesta convincente.

Se pide que rompamos la omertà, la ley del silencio que presuntamente protege a los pirómanos. No es muy creíble que los ciudadanos encubran colectivamente a los terroristas del monte y les permitan actuar con impunidad. Tiene que haber otra explicación. Los responsables políticos y policiales deben emplearse a fondo para descubrir el origen, llegar al núcleo delictivo y explicar de una vez quién y por qué prende la mecha que nos está quemando a todos.