El Correo Gallego

Galicia » Sucesos - Tribunales

triple crimen en burgos

Pruebas biológicas marcarán el futuro de Rodrigo Barrio

Especialistas de la Policía analizan la información descargada del ordenador portátil del joven investigado por el asesinato de su familia // Detenido el pasado 12 de junio en Ourense, quedó en libertad

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 27.07.2007 
A- A+

Federico Vélez
El gallego Rodrigo Barrio dos Ramos durante un homenaje a su familia en la plaza mayor de Burgos
FOTO: Federico Vélez

Los resultados de unas pruebas biológicas solicitadas por la ­Fiscalía de Menores resultarán claves para determinar el futuro de Rodrigo Barrio dos Ramos, actualmente en libertad tras ser detenido el pasado 12 de junio en las proximidades de la ­Universidad Laboral de Ourense como presunto autor del asesinato de sus padres, el burgalés Salvador Cristanto Barrio y la gallega Julia dos Ramos, y de su hermano menor, Álvaro.

El expediente abierto contra este joven de 19 años no se cerrará, al menos, hasta que se conozcan los resultados de las pruebas biológicas y concluyan las diligencias actualmente en proceso. Rodrigo Barrios dos Ramos asistió el jueves en Burgos, como ya publicó este diario, a la descarga de la información que contenía su ordenador portátil.

Esta intervención, que se prolongó durante dos horas y media, aproximadamente, se realizó en presencia de un fiscal de Menores, un abogado burgalés designado para la asistencia del joven y de dos agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) con base en Madrid, que ahora analizarán la información capturada en el portátil para establecer si alguno de sus contenidos guarda alguna relación con el triple crimen cometido en Burgos el 7 de junio del año 2004.

Aunque los agentes que asumieron la investigación de este caso siguen manteniendo un mutismo absoluto, todo parece indicar que Rodrigo Barrio dos Ramos tendrá que someterse al menos a otra diligencia, presumiblemente una toma de declaración, que se llevará a cabo durante los primeros días del próximo agosto. Posteriormente, una vez concluya el verano, el titular de la Fiscalía de Menores que asumió la instrucción de este caso (el tenía 16 años cuando ocurrieron los hechos) tendrá que determinar si archiva la causa o prosigue con el expediente.

La puesta en libertad de Rodrigo Barrio, que trasladó su residencia a la localidad ourensana de Verín después de los hechos que llegaron a imputársele, causó sorpresa entre los efectivos policiales que trabajaron en la investigación del triple crimen que conmocionó Burgos. Los agentes consideran que la jueza no estimó suficientes las pruebas aportadas para acusarlo del asesinato de su familia.

UN CENTENAR DE PUÑALADAS

Un auténtico baño de sangre

Salvador Crisanto Barrio, Julia dos Ramos y su hijo Álvaro, de 43, 47 y 12 años, respectivamente, fueron encontrados muertos por unos familiares que, extrañados de que no dieran señales de vida, accedieron a su domicilio, sito en el quinto piso de un edificio de la calle Jesús Ordoño. Salvador estaba bajo la mesa de la cocina y su cadáver presentaba cincuenta puñaladas; Julia, que fue encontrada en el dormitorio conyugal, estaba degollada y había sufrido diecisiete heridas de arma blanca, y Álvaro, el último en morir, yacía en un pasillo con treinta y dos cuchilladas. La vivienda era un auténtico mar de sangre, pero la Policía no consiguió encontrar huellas de un asesino que accedió a la casa sin necesidad de forzar la puerta blindada de la misma. De hecho, sólo localizó unas pisadas del criminal, que, entre otras cosas, derribó de una patada la puerta de la habitación en la que se había escondido, bajo una cama, el pequeño Álvaro Barrio .

Su búsqueda de empleo comienza aquí.

¿Qué? ¿Dónde? Jobs by neuvoo
Jobs by neuvoo