Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Tierras de Santiago Anova multiconsulting
El Correo Gallego
Google
Portada
atrás Comparte en Yahoo la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio Comparte en Del.icio.us la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio Comparte en Menéame la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio imprimir recomendar Aumentar texto Reducir texto

una red de seis establecimientos

Hipescar, el idilio de la calidad y el precio

24.01.2010 Con la carne fresca como especialidad, ofrece una gran variedad de congelados ·· El cliente está por encima de todo. Al servicio a domicilio se suman unas irresistibles ofertas que cada mes afectan a una treintena de productos y que mejoran la relación calidad-precio

VÍCTOR FURELOS

Juan Manuel Refojo  FOTO: Víctor Furelos
Juan Manuel Refojo
FOTO: Víctor Furelos
Juan Manuel Refojo González se crió en Imo, en el municipio de Dodro, correteando entre los bonitos hórreos de esa localidad. Superada su infancia y su adolescencia, le llegó la hora de introducirse en el mercado laboral. Con el apoyo de su familia decidió abrir por aquel entonces un supermercado en la compostelana calle de Fernando III El Santo. Fue el inicio de una historia que se remonta a veinte años atrás y que, tras muchos esfuerzos y sacrificios, presenta en la actualidad un balance positivo con seis establecimientos abiertos bajo el nombre de Hipescar.

Los inicios no fueron fáciles, pero su excelente visión comercial y, sobre todo, su profesionalidad provocaron que la cartera de clientes fuera aumentando ya no sólo entre los vecinos de la zona, sino que incluía también a los establecimientos de hostelería.

La carne es el producto estrella de Hipescar. Juan puede presumir de saber de qué casa es cada pieza de carne que ofrece a sus clientes. Se encarga de buscar las mejores cabezas de ganado. La calidad está por encima de todo. En sus establecimientos se puede encontrar ternera, cerdo, cordero, conejo, pollo y hasta carne salada para los cocidos o productos elaborados como zorza y otros adobados o hamburguesas que proceden de una industria de total confianza que Juan conoce a la perfección.

Pero no sólo se trata de contar con productos de primera calidad. El cliente va más allá. Y por ello la carne se corta al momento y a gusto del consumidor. En las tiendas de Hipescar hay un profesional de la carnicería y otro de charcutería ya que la oferta en cuanto a fiambres o embutidos es también muy amplia. Desde jamones ibéricos a la mortadela más sencilla.

 FOTO: Víctor Furelos
FOTO: Víctor Furelos
Los congelados son otra de las piezas básicas de esta cadena de alimentación. Hipescar persigue que la relación calidad-precio de sus productos sea la mejor tanto en lo que se refiere a los pescados como a las verduras, la carne o los precocinados.

El congelado es un mundo aparte. Hipescar dispone de una oferta tan amplia que es difícil de resumir. Y la procedencia de los productos demuestra que en la alimentación no existen fronteras. Desde rape capturado en China, a ancas de rana procedentes de Indonesia. No hay que olvidarse de dos de los productos que más salida tienen por su calidad y su excelente precio. El pulpo de nuestras rías y la merluza capturada en Chile por Pescanova y que se congela en el barco, por lo que no está ni golpeada ni sufre ningún deterioro por exponerse demasiado tiempo a las bodegas con hielo, son de los artículos más demandados.

Pero los congelados van más allá. Entre las carnes destaca el consumo del churrasco de cerdo; en las islas de verduras hay todo tipo de combinaciones; entre los precocinados encontramos desde patatas prefritas a gambas en gabardina, empanadillas o masa de pizza. Y para finalizar la comida nada mejor que un buen postre, que puede estar compuesto por tarta helada o profiteroles. Los argumentos parecen suficientes para convencer, pero conscientes del valor que el tiempo tiene en los tiempos que corren, en Hipescar ofrecen servicio a domicilio a toda su clientela e incluso en el caso de los hosteleros se aceptan los pedidos por teléfono.

Por si esta amplia oferta pareciera escasa, Juan Refojo incluye también en sus establecimientos otro tipo de productos para completar la cesta de la compra. Conservas de todo tipo, migas y lomos de bacalao, leche y hasta cinco o seis variedades de sal. Entrar en una tienda de Hipescar es trasladarse al mundo de la alimentación. Se puede realizar una completa compra para toda la semana. Entre las cuatro paredes de sus establecimientos podemos encontrar desde un jamón ibérico de la reconocida marca Navidul por apenas cien euros, a un guisante que apenas alcanza un céntimo. Hay precios para todos los bolsillos y productos para todas las bocas.

 FOTO: Víctor Furelos
FOTO: Víctor Furelos
Con este modelo, Hipescar fue creciendo. A aquella primera tienda de Fernando III El Santo se sumó la de la avenida de Vilagarcía, cercana a la parada del autobús que se dirigía a Ames o Teo. La red se amplió a Boiro hasta que llegaron dos tiendas más en Santiago, en la calle Alfredo Brañas y en la rúa de San Pedro, para culminar la expansión en Bertamiráns.

Y en ese afán por conseguir el mejor precio para sus clientes, Hipescar dispone de grandes ofertas. Cada mes rebaja el precio de una veintena de productos. Y para muestra un botón. Hasta el 11 de febrero, la merluza de Chile de excelente calidad no llega a los siete euros y la procedente de Sudáfrica está a apenas tres euros y medio, el kilo de la pala de cerdo no alcanza los tres euros y un jamón serrano de cerca de siete kilos se puede conseguir por menos de treinta euros.

Hipescar busca calidad a buen precio y todas las comodidades posibles que van desde el corte de la carne delante del cliente a unas ofertas que siempre tienen mucha aceptación sin olvidarse del servicio a domicilio. No se puede dar por menos. El trabajo de Juan Refojo da sus frutos. Sus viajes a las ferias de alimentación obtienen recompensa, pero para él el mejor halago está en la satisfacción del cliente.

 
atrás Comparte en Yahoo la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio Comparte en Del.icio.us la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio Comparte en Menéame la noticia Hipescar, el idilio de la calidad y el precio imprimir recomendar Aumentar texto Reducir texto
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad