El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

Ostedijk

Greenpeace pide al Gobierno que confirme que no hay combustión, ya que sus efectos podrían ser muy graves

E.P. MADRID  | 19.02.2007 
A- A+

La organización ecologista Greenpeace pidió hoy al Gobierno que confirme "urgentemente" que la reacción que sufre la carga del barco holandés 'Ostedijk' es de fermentación y que no se trata de una "combustión latente", ya que, en este caso, "las consecuencias podrían ser muy graves", llegando incluso a registrarse la ruptura del casco o el hundimiento del buque.

"Se debe descartar con máxima urgencia esta posibilidad, puesto que la envergadura del problema y las consecuencias podrían ser mucho mayores", indicaron en un comunicado los ecologistas, quienes añadieron que las medidas para acabar con la fermentación de la carga podrían ser "contraproducentes en el caso de que se tratase de una combustión".

Tras advertir de que, "en estos momentos, la carga se podría estar quemando muy lentamente", Greenpeace indicó que las combustiones sin llama o latentes alcanzan altas temperaturas, hasta 600 ó 700 grados, y son "muy difíciles de apagar".

Por ello, si se tratara de una de estas combustiones, el proceso que afecta a la carga "podría durar muchas semanas y el barco podría estar en riesgo, ya que no están preparados para soportar las altas temperaturas, lo que puede provocar que se parta y termine hundiéndose".

Por otro lado, alertaron de que las emisiones de gases que se producen durante la combustión podrían ser diferentes y "más peligrosas" que las que se producen durante la fermentación.

"Pedimos que urgentemente se descarte cualquier posibilidad de que no existe combustión. El escenario en este caso puede cambiar drásticamente, habría que bombear agua sobre la carga y, si en dos días no se extingue, establecer un protocolo para extraer la carga de forma segura, sin dañar el medio ambiente y la salud pública", concluyó Sara del Río, responsable de Tóxicos de Greenpeace.