El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

alarma frente a la costa gallega

Touriño defiende alejar el 'Ostedijk' como la "mejor opción"

Avanzó que, en función de la evolución de la meteorología, no se descarta acelerar la descomposición de la carga de fertilizantes que transporta en el propio buque

E.P. SANTIAGO  | 19.02.2007 
A- A+

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró hoy que el alejamiento del 'Ostedijk' de la costa representa "la mejor de las opciones a estas alturas" para garantizar que no hay riesgo de contaminación para la población o para el propio litoral y avanzó que, en función de la evolución de la meteorología, no se descarta acelerar la descomposición de la carga de fertilizantes que transporta en el propio buque.

En declaraciones a los medios de comunicación tras presidir la constitución de la Comisión Interdepartamental de Normalización Lingüística de la Administración, Touriño confirmó que el barco holandés permanece "permanentemente alejado" de la costa por decisión del operativo de respuesta al suceso e informó de que, "en este momento", el 'Ostedijk' se encuentra a once millas de Estaca de Bares.

Según él, la posición del buque está "determinada" en función de los vientos, ya que el objetivo principal del dispositivo es garantizar que las condiciones del mar "garantizan por encima de todo la seguridad de la población y del territorio".

En consecuencia, dado que la dirección del aire es del sur, se decidió buscar la "zona con más calma posible" para "facilitar" la ventilación del barco y su resguardo del viento, una resolución "lógica", a juicio de Touriño, que confirmó que "se sostiene técnicamente en función de criterios de seguridad".

El presidente de la Xunta defendió la "solvencia" de la decisión, "determinada por esos criterios", y, por ello, incidió en que "no hay un comportamiento errático, sino la respuesta operativa necesaria para evitar una dirección de los vientos que traería posibilidades de acercamiento a la costa".

ZONAS CALMAS

Así, insistió en la apuesta del operativo de respuesta por "buscar zonas calmas" del mar, alejadas del litoral y "sin ningún riesgo de contaminación", puesto que esta alternativa constituye "la mejor garantía de seguridad para la ciudadanía, para la costa y para el barco".

En este sentido, explicó que la situación "permanece estable" y reiteró que, "a estas alturas", mantener al buque alejado y "al abrigo de los vientos" constituye "la mejor de las opciones". Además, insistió en que "no existe ningún riesgo de contaminación" y añadió que la disquisición actual del operativo "estudia la viabilidad de acelerar la descomposición de la carga" en el propio barco o retirarla bajo "absolutas garantías de seguridad".

Touriño mantuvo que las medidas resueltas por los técnicos priorizan las "máximas condiciones de seguridad" en una situación en la que, recordó, se produce la descomposición de una carga que emite gases "con características irritativas". "Y ante esa emisión, la posición más segura es tener un barco al abrigo de los vientos", añadió, puesto que los efluvios "pueden ser perjudiciales".

MANTENER LA SITUACIÓN

No obstante, avanzó que el buque estaría capacitado para permanecer en el estado actual "entre 15 y 20 días", un período en el que podría concluir la descomposición de la carga. Según él, este proceso se puede acelerar en el propio 'Ostedijk', o bien descargar el material que porta para apagar el efecto en el exterior, una decisión que se adoptará en función de la que ofrezca las "máximas garantías".

"Habrá que ver qué aporta retirar la carga respecto a aguantarla en el barco, cuando ya se está descomponiendo", explicó Touriño, quien subrayó que "no hay nada que ocultar" e incidió en que, "de momento, la que hay es la mejor solución" ante una situación en la que los gases que emanan del buque "han generado unos determinados efectos y una determinada alarma".

En consecuencia, explicó que evacuar la carga implicaría en todo caso "buscar un espacio de aguas tranquilas" y añadió que esta situación sería "parecida" a su manipulación en una base portuaria. "Entre acelerar la descomposición o trasladar la carga, lo principal es garantizar que no hay riesgos ni afección de ningún tipo, ni para las personas, ni para la costa ni para la propia tripulación", concluyó.