El Correo Gallego

Noticia 16 de 732 noticia anterior de El gran símbolo de Galicia Especiales » El gran símbolo de Galicia

Unos fondos bibliográficos de gran valor histórico y patrimonial

C. D.   | 29.05.2018 
A- A+

Santiago. El Códice Calixtino es una de las obras más conocidas que forman parte de los fondos bibliográficos que se conservan en el Archivo de la Catedral de Santiago. Pero además de este manuscrito iluminado, datado en el siglo XII, y que se considera la primera guía del Camino de Santiago, la institución conserva otras muchas obras de excepcional valor histórico y patrimonial. El canónigo lectoral José Fernández Lago destacaba ayer, por el ejemplo, el Breviario de Miranda, una obra del siglo XV, que pudo ser contemplada hace unos años en una exposición bibliográfica que se desarrolló en la Cidade da Cultura.

También cabría citar los diferentes tumbos del A al H, especialmente los tres primeros, la Historia Compostelana, o la Crónica de Iria, además de numerosos fondos, y las colecciones de documentos sueltos.

Un interesantísimo fondo, que abarca desde la Edad Media hasta la actualidad, y que ha dado lugar a numerosos trabajos de investigación, comenzando por la monumental Historia de la SAMI Catedral de Santiago, del canónigo Antonio López Ferreiro, que precisamente fue también responsable del archivo catedralicio.

En los últimos años se ha hecho un importante esfuerzo en la organización de este archivo, desde la época en la que era responsable del mismo José María Díaz, para la puesta a disposición de los investigadores de todo este patrimonio documental y bibliográfico.

La inclusión del Códice en la lista de la Unesco supone un reconocimiento mundial al interés histórico del Archivo de la Catedral, y  un paso más en la puesta en valor y promoción de esta institución, como destacaba ayer José Fernández Lago,  y en su puesta a disposición de los investigadores. Además, tal y como se recoge en el diploma entregado ayer, también se reconoce el especial papel que desempeñó el Códice en la península Ibérica y en toda Europa en la conformación de la tradición jacobea, completando así la declaración del Camino como Patrimonio de la Humanidad.