Opinión » Cartas al Director

Xolda Noia

Recuerdo de un amigo

04.07.2010 
A- A+

Hay golpes en la vida que se sienten profundamente, como la desaparición de un amigo entrañable que lo era en todo momento, tanto en las alegrías, como en las adversidades, pues con su apoyo parecían más llevaderas. Así lo sentimos todos aquellos privilegiados que tuvimos la suerte de gozar de la bondadosa amistad de Pablo.

Se nos ha ido a una edad muy temprana y de una forma casi como si nos lo robasen, pues ninguno de nosotros podíamos presagiar que aquel amigo, pleno de aparente salud y vida, y con su alegría imperecedera nos iba a dejar tan desconsolados, algo que nos reprochará desde dónde esté, pues nos dejó multitud de anécdotas para que lo recordemos con una sonrisa amplia y sincera.

Querido Pablo, queremos decirte que estarás con nosotros siempre y, sobre todo, cuando haya un momento alegre en que aflorarán en nosotros esos recuerdos de la infinidad de situaciones imborrables que contigo vivimos.

Amigo, te enviamos los más entrañables abrazos y besos con la esperanza de que te lleguen allá donde estés.

Hasta siempre, amigo.