El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

RESEÑA MUSICAL

RAMÓN G.BALADO

Alfredo Aracil & Alberto Corazón

21.10.2015 
A- A+

Lugar idóneo para la actividad de las IV Xornadas de Música Contemporánea, el CGAC- mañana 20´30 h.-por el programa que concitan a medias el compositor Alfredo Aracil, reciente Premio Nacional de Música con la mezzo Mª J.Montiel,  y el diseñador gráfico por excelencia Alberto Corazón, en este programa que musicalmente tratará el pianista Juan C.Garvayo y que en conjunto se anuncia como Siempre/ Todavía-ópera sin voces-. Piezas para piano solo, entre una realización multimedia que resolverá Simón Escudero.  El propio Aracil recurre a un guión sobre textos de la Damasco Suite, con firma de Corazón, en un encargo del CNDM, la Universidad de Navarra y META/CCIÓN. Garvayo, el pianista, es pieza clave del Trío Arbós y se mueve en los círculos de vanguardia desde L.de Pablo a C.Halffter o la avanzadilla que encuadran los más próximos: G.Erkoreka, Mauricio Sotelo, J.Torres o J.Mª Sánchez Verdú. Con sus compañeros del Arbós, ayuda a difundir trabajos de altura como conjunto residente del Museo-Centro de Artes Reina Sofía, poniendo en atriles obras de Kagel, Sciarrino, Takemitsu, B.A.Zimmermann o Rihm. Trabajo similar que aborda en sus experiencias a solo sobre obras de H.Werner-Henze, G.Asperghis o J.Harvey tomando como lectura guía de orientación Le compositeur et son doublé de René Leibowitz.

Alfredo Aracil, en sus oficios escénicos de amplio espectro, dio vida a Punta altiva (El sueño de Icaro) premiado en Italia como drama musical radiofónico y difundido luego por RNE; Las voces de los ecos, como la anterior, sin sometimiento alguno a los imperativos de la maquinaria teatral; Estudio con sillas, para una coreografía de J.Hugues con estreno en la Sala Olimpia de Madrid en 1986, puerta de entrada para el que será su obra de mayor aceptación sobre libreto de Martínez de Merlo, en la misma sala, Francesca o El infierno de los enamorados estrenada en abril de 1989, punto culminante y con gran divulgación mediática: texto preciosista recreado sobre el Canto V de la Divina Comedia de Dante y un punto barroquizante, parejo con su sensibilidad musical. Obra suya es Música reservata, presentada en la Sala Pleyel parisina y que pudimos escuchar en nuestra ciudad. Compositor y teórico, es autor de una obra clave: El siglo XX (Entre la muerte del Arte y el Arte Moderno, escrito a medias con Delfín Rodríguez y publicado por Itsmo en su colección Fundamentos. En él y en su capítulo Una nueva recuperación de las imágenes y el objeto, se guarda un espacio para Alberto Corazón. Partiendo de la vertiente del llamado Realismo Crítico extendido entonces por toda Europa, llegamos a la potencia que son capaces de proporcionar a la imagen derivadas del cartel publicitario, la fotografía o el cine artistas como Genovés, Canogar, el Equipo Crónica, Equipo Realidad o Alberto Corazón, en los que se recurrirá a la división de un acontecimiento en una secuencia  de fotogramas o a repeticiones, yuxtaposiciones y oposiciones de todo tipo.