El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{tribuna}

JAIME GÓMEZ MÁRQUEZ

Campus Vida: sí pero no, no pero sí

03.11.2010 
A- A+

La consideración de Campus Vida (CV) como Campus de Excelencia Internacional (CEI) es un reconocimiento positivo de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) al igual que lo ha sido recientemente el Campus do Mar liderado por la Universidade de Vigo. La calificación de CEI nos permite recibir ayudas económicas por parte del Ministerio, nos da prestigio, nos estimula y nos impulsa al futuro. En síntesis, CEI nos hace aparentemente mejores como Universidad. Empero, siendo esto así, considero que hay que señalar algunos matices que me hicieron ser crítico con este proyecto.

Primero, CV fue declarado CEI pero de "ámbito regional", lo que nos hace ser de "segunda división" comparados con otras universidades que son CEI sin esa consideración. Segundo, en relación con lo anterior, CEI es una etiqueta académica en la que también juega un papel destacado la política porque la concede una comisión en la cual está representado el gobierno y estas personas toman sus decisiones no solo por parámetros académicos o científicos. Tercero, la excelencia de la USC no puede venir dada por esta calificación si no por la actividad de muchas personas a lo largo de muchos años; en otras palabras, somos lo que somos con independencia de ese reconocimiento y no somos mejores por ser CEI. Cuarto, es obvio que la USC debe apostar por la Biomedicina y las Ciencias de la Vida porque tenemos las principales facultades en Ciencias de la Salud e investigadores de reconocido prestigio internacional en esos ámbitos. Quinto, un proyecto de la envergadura de CV debería haber sido explicado mucho más de lo que se hizo y, sobre todo, conseguir el apoyo del conjunto de la comunidad universitaria; debió ser previamente discutido y debatido en el Claustro. Sexto, CEI implica nuevas inversiones, nuevos edificios, y eso puede ser un riesgo en tiempos de grave crisis; los edificios hay que hacerlos, equiparlos y mantenerlos. Séptimo, hay investigadores que han sido marginados durante la elaboración y puesta en marcha de CV. Octavo, es probable que la mayoría de los recursos en grandes infraestructuras se dirijan hacia CV y por ello no se puedan atender las necesidades urgentes que tienen muchas facultades. Noveno, CV no puede hacerse a costa de reducir los dineros que llegan a los centros porque una universidad que descuida a sus facultades se hundirá en la mediocridad. Décimo, si queremos que la USC sea excelente, la etiqueta CEI no es la solución; la solución está en hacer una profunda reconversión y planificación a muchos niveles y que nuestra docencia e investigación, en todos los ámbitos, tengan impacto positivo y tangible en la sociedad. Undécimo, la declaración de CEI produjo un efecto colateral significativo: el cambio del nombre de Campus Sur por CV. ¿Para cuándo una rectificación como quiere la mayoría de la comunidad universitaria?

Conseguir que la USC sea CEI es, en gran medida, mérito del anterior rector y de su equipo de gobierno. El actual rector y su equipo también apoyan con decisión el proyecto. Yo ayudaré en lo posible para que la USC sea cada día mejor. Deseo que cuando el actual equipo de gobierno vuelva a intentarlo, consiga que el Ministerio declare a la USC como CEI, sin apellidos, y sobre todo que la USC gane su prestigio por su quehacer diario y no porque nos pongan una etiqueta.

Ex decano de Biología de la USC