Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Sábado 20.12.2014  | Actualizado 13.37 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS
  • Imprimir
  • Enviar por correo

{LOS OTROS DíAS }

ALFREDO CONDE

El espíritu de la lengua

ESCRIBIÓ PLA, Josep Pla, que "una literatura -en todas sus formas- es el espíritu de una lengua. Fundir literatura y pueblo es darle un espíritu. Es la primera obligación de un escritor", concluye.

¡Una literatura es el espíritu de una lengua! ¿Qué les parece? A mí muy bien pero, el simple hecho de formular alguna pregunta a tal respecto, no sé si me estremece o si me inquieta, pero algo de desasosiego sí puedo afirmar que me causa. Lo digo porque no estoy seguro de que podamos afirmar lo mismo en el caso de la nuestra, ahora que nos ha dado por tener un sistema literario y centrarlo todo en la industria cultural antes que en otras realidades que consideramos obsoletas, cuando nos trasnochadas, antiguas y algo rancias en exceso. ¿Se funde nuestra literatura con el pueblo, haciéndolo a través de nuestra lengua, para darle ese espíritu al que se refiere Pla. Pla, el ampurdanés. No lo sé. La verdad es que no lo sé.

Dicho de otra manera. Ese espíritu alienta, por ejemplo, en Dafne y ensueños, la obra de Torrente Ballester plagada de recuerdos infantiles y poblada de tantos mitos atlánticos como muy pocas obras de otros autores gallegos lo están. Lo digo así porque así lo vengo expresando, desde hace muchos años, muchos más de los debidos y convenientes, llevado de la convicción de que acaso no todo resida en la lengua, pese a todo y a la inconveniencia de ni tan siquiera sugerirlo.

Pese a estar escritas en esa lengua gallega, que tan dañada se encuentra, incluso pese a estar adscritas a ella, la mayoría de las obras literarias gallegas más actuales, no creo que contengan y expandan ese espíritu en la medida en la que lo consigue la citada obra de GTB.

No es solo la lengua. Hay algo más que fluye por encima o por debajo de ella. Pero tiene razón Pla, si la literatura se funde con el pueblo, si el escritor cumple su primera obligación, la literatura se convierte en el espíritu d ela lengua.

Para que tal fenómeno se produzca, el problema es que el pueblo no es el mismo de hace casi medio siglo, aquel del año 1968, por ejemplo, cuando pude ver en los escaparates de las librerías mi primer libro, editado por Galaxia, hará de ello cuarenta y dos años el próximo día dos de mayo. Decir lo contrario es engañarse. Ni siquiera el idioma es ya el mismo. El mundo era, entonces, otro. Acaso nos empeñemos en ignorarlo. Si es así, sin duda es porque somos unos suicidas, una enloquecida tribu de cetáceos. Lo reconozco y lo escribo así, en castellano, para que lo lean aquellos que no lo leerían de haberlo escrito en gallego. Sin duda que esto quiere decir algo. Deberemos tenerlo en cuenta, los que sí lo haríamos.

Escritor, Premio Nadal y

Nacional de Literatura

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS