El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ reseña musical }

RAMÓN G. BALADO

‘Ewiges Licht II’

17.10.2013 
A- A+

La real Filharmonía de Galicia dirigida por Paul Daniel, contará con Ewiges Licht II de Octavio Vázquez en el Auditorio de Galicia-21 h., hoy-, en una jornada en la que también tendremos a la soprano Isabel Rey, en tres piezas de Des Knaben Wunderhorn de G.Mahler y las partes cantadas de Egmond Op.84 de Beethoven con la participación de Quico Cadaval en el movimiento recitado de esa obra.
El gallego Octavio Vázquez, compositor asentado en los Estados Unidos, comenzó su etapa americana el en Peabody Conservatory de Baltimore para doctorarse en la universidad de Maryland. Es director de la United Moravian Church y trabaja en el Guernica Proyect. No hace mucho escuchamos con nuestra orquesta su Hermes op 23 y en el apartado de obras orquestales, destaca Ewiges blaues Licht de hace dos años con la OSG dirigida por V. Pablo Pérez Memento con la que obtendría el Premio Gaos o el Concierto para piano y orquesta. Isabel Rey, soprano valenciana, vivió una experiencia primordial  en el Ensemble de Opera de Zurich y como buena valenciana, se formó en la escuela de A. Luisa Chovas. Se inició con una Sonambula de Bellini para especializarse en repertorio mozartiano-aquí la tuvimos en un Festival Mozart en un Idomeneo con L.Cobos-, y entregarse a las tendencias más diversas desde Monteverdi o Haendel a los barrocos españoles recuperados: Martín y soler o R. Carnicer. 
Un drama goethiano para la inspiración del Egmont de Beethoven, héroe de la resistencia y paradigma de rechazo a toda tiranía. Resumen en nueve episodios con la apoteosis   de conclusión con la Sinfonía de Victoria.  Goethe y Beethoven acabarán por encontrarse gracias a la mediación de Bettina Brentano aunque los resultados queden plagados de aristas: el poeta aceptaría la inmensidad de su talento aunque rechazaría al personaje por su personalidad desequilibrada; el músico, por su parte, pondría en entredicho las debilidades del anterior por su tendencia a los halagos cortesanos.  Beethoven, había conocido el drama poco antes gracias a una producción escénica en el Burgtheater vienés.  Las recopilaciones de Arnim y Brentano sobre la tradición popular alemana de comienzos del XIX inspiran profundamente la serie de Des Knaben Wunderhorn de Mahler, no sólo en este ciclo.

El autor es crítico musical