El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{tribuna libre}

A. L. CHARRO SALGADO (*)

Quiénes somos los gallegos

27.04.2011 
A- A+

Durante estos días he seguido muy interesado discusiones y comentarios, a veces poco tolerantes, surgidos con motivo de las conferencias del Congreso Internacional sobre la cultura celta.

Personalmente me parecen muy importantes estas reuniones sobre el mundo celta, que tanto en Europa como en España han creado cálidas discusiones sobre la realidad del celtismo o su negación, y desde luego no puedo entender que algunos viertan comentarios tan ácidos y poco respetuosos.

Los gallegos, como otros pueblos de Europa, hemos sido invadidos por proto-celtas, celtas iberos, fenicios, romanos, vikingos, suevos, semitas, visigodos, bereberes, etc, pero sin embargo siempre hay uno en el origen que influye más que los demás en nuestra particular forma de ser y a mí me parece que todo lo que apoye investigaciones en este sentido debe ser respetado y estimulado.

Yo recuerdo, durante mis años de especialización en Escocia, como siempre, maestros y amigos me hablaban ya del origen de los scots en Irlanda y que a su ver venían de Galicia y Norte de España, mientras que a la vuelta a España me decían todo lo contrario. Es cierto que el libro de las invasiones (Labhar Gabhala) y el mito de Breogán no son documentos científicos, pero muy frecuentemente los mitos luego son realidades y nadie duda en nuestro universo, sobre todo en las Islas Británicas, de estas relaciones y similitudes culturales y de forma de vida. Los estudios realizados por historiadores, antropólogos, sociólogos, lingüistas, investigadores en toponimia, etc., europeos y españoles, han dado datos fantásticos sobre esta relación.

Nosotros con los cursos y simposios internacionales que venimos celebrando en Baiona desde hace más de doce años (Asgaeda ) sobre el tema de la nutrición y alimentación atlántica, siempre hemos defendido las similitudes alimentarias de los pueblos del arco atlántico y luchamos por tender puentes entre nosotros para conocer y mejorar esta forma tan interesante de alimentarnos que aún prevalece después de tantos siglos. Pero hay especiales aspectos en el tema del celtismo difíciles de analizar.

¿ Quiénes eran los pueblos que crearon durante el bronce los excepcionales hallazgos megalíticos que se extienden por toda la costa atlántica fundamentalmente desde Stonehenge a Portugal pasando por Galicia. Eran celtas? Los investigadores prefieren llamarlos proto-celtas, algunos escitas, pero no hay duda que estos pobladores atlánticos son muy antiguos, más que los llamados celtas del centro de Europa y que para evitar confusiones es mejor hablar de proto-celtas y nosotros los gallegos sin duda, por nuestra historia, cultura y comercio con ellos, formábamos parte de esa sociedad, aunque luego esta relación disminuyó a medida que crecían las relaciones con el mundo ibérico y mediterráneo.

En los últimos años y en base a las nuevas tecnologías relacionadas fundamentalmente con el estudio del cromosoma Y del varón y DNA mitocondrial nuclear femenino derivado siempre de la madre, se están logrando interesantes avances y conocimientos sobre migraciones de población ocurridas hace varios siglos y que relacionan pueblos más o menos cercanos y con una intrahistoria común.

Hay dos libros de investigadores británicos, que yo recomendaría su lectura, que son realmente fascinantes: el libro titulado Blood of the isles, de Brian Sykel, profesor de genética humana en Oxford (2006), es ya un clásico sobre estudios de migraciones y en donde documenta la enorme importancia que han tenido los pueblos del Norte de España (Galicia, Asturias, Cantabria) en las raíces genéticas de la mayoría de los pobladores de las islas británicas, pero sobre todo el más reciente de Stephen Oppenheimer, profesor de la Universidad de Oxford, The origins of the British, a genetic detective story, cuyos estimulantes estudios nos muestran que la primera colonización europea la hicieron tribus procedentes del Mar hace 20 siglos, antepasados de los vascos cuyo linaje genético es predominante allí que se refugiaron en los Pirineos, por estar el resto de Europa helado y de aquí se extendieron por el Norte de España hasta Galicia y a las islas británicas, que todavía estaban unidas al continente y de ahí la importancia de esta dotación genética en Irlanda tanto como la llamada celta, o en Inglaterra y tan importante como las nórdicas, vikingas, sajona (5%) y más importante que la romana o africana que también existe.

Después, hace aproximadamente 12-15 siglos y por mar, llegan al Noroeste español los primeros granjeros del Neolítico, procedentes también de las cercanías del Mar Negro, y desde aquí colonizan las islas británicas, en donde existen raíces genéticas similares a las tribus del Noroeste español. En donde parecen ser más claras esta relación es con Gales y algunos pueblos con hasta un 40% de similitud genética con pueblos gallegos. Evidentemente, todos estos estudios científicos no hacen más que profundizar en temas apasionantes que se irán conociendo cada vez mejor.

*Miembro fundador de Asomega