El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{reseña musical}

RAMÓN G. BALADO

Día Europeo de la Música

09.05.2015 
A- A+

El CGAC sirve a la Escuela Berenguela en su homenaje a Horacio Ferrer en una velada poétíco-musical,-17 h.- en la que participarán Margarita Fernández-narradora-, Gabriela y Paloma Martínez, Álvaro de la Torre, M.J.Cerviño-pianistas-, Ramón Vázquez-barítono- para que Thomas Piel-chelo-y Emmanuelle Janisz-piano-, pongan el florón con El Gran Tango de Piazzolla-autor musical en absoluto protagonismo- rúbrica de su talento destinada a un estreno parisino en 1982.  Horacio Ferrer, letrista de metáforas enloquecidas, nos dejó el pasado mes de diciembre tras una vida pletórica: sus colaboraciones con Piazzolla, Troilo o Pugliese y esa etapa final en su Academia de Tango, especie de liceo superior y museo que ocupó sus años finales. No faltarán así esta tarde canciones de puro desgarro emocional: Balada para un loco- escuchen sin demora la versión de Amelita Baltar-; Chiquilin de Bachín; El gordo triste; Los paraguas de Buenos Aires; Milonga en Ay menor o piezas instrumentales: Adiós Nonino e Invierno Porteño. Horacio Ferrer, escribió su propio epitafio en su balada para mi muerte: Moriré en Buenos Aires, será de madrugada,/ guardaré mansamente las cosas de vivir/ mi  pequeña poesía de adioses y de balas/ mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplin….
Mayo Lírico en las programaciones de Amigos de la Ópera de Santiago, cumple su cometido con fecha tan significativa con una gala en el Teatro Principal- 20 h.-, en la que participarán la soprano Ana Nebot y la mezzo Marina Rodríguez-Cusi, acompañadas al piano por Ludmila Orlova, para ofrecernos un selectísimo programa entre arias y duetti.  Barrocos para empezar, con el dúo de amor entre Popea y Neron, Pur ti miro, pur ti godo de L´Incoronazione de Poppea de Monteverdi, para entregase al Haendel de puro repertorio: el aria bandera por sobrada divulgación, Lascia ch´io pianga, de Rinaldo y que el autor usó también en Il triunfo dil tempo e dil disinganno.  La diva Isabella Girardeau, supo sacar buen provecho de ella.   Son nata a lacrimar, pertenece a Giulio Cesare y es el dúo de despedida de Sexto y Cornelia.   Radamisto, aporta el aria de Zenobia  Son contenta di moriré, de esa ópera estrenada en el King´s Theater y para lujo de enfrentamientos entre grandes divos, la Guzzoni, la Faustina y el castrato Senesino.   Mozart será la entrada en el clasicismo. Otro par de dúos por el 
de Annio y Servilia Ah, perdona il primo affetto de La Clemenza di Tito y el de Susana y Marcelina, Lia resti servita de Le nozze di Figaro.   Bellini en su belcantismo con Eccomi in lieta vesta Oh! Quante volte para la soprano de  I Capuleti e I Montecchi, romanza que corresponde a Giulietta.  Para acunarse, el subyugante dúo que es la barcarola Belle nuit  de Les contes de Hoffmann de J.Offenbhach.   Para la mezzo, el aria de seducción Mon coeur s´ouvre à ta voix de Sanson et Dalida de C.Saint-Saëns.   Massenet con su Manon y de ella, la propia Manon Lescaut en su autocomplacencia por  Je marche sur tous les chemins.  No faltará Bizet en su Carmen con la tan popular habanera L´amour est un oiseaux y para guinda, un dúo de Lakmé de L.Delibes, Oh! Maitrese (Sous le dôme apais).