El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{RESEÑA MUSICAL}

RAMÓN G. BALADO

Francesco Tristano: Dentro de un paisaje

28.10.2015 
A- A+

El piano en perspectivas en IV Xornadas de Música Contemporánea en el Paraninfo-20´30 h- con Francesco Tristano Schlime que nos dejará sus visiones de clásicos actuales, G.Ligeti,J.Cage, L.Berio y un compositor por descubrir, Justin Messina, además de un par de piezas de propia firma: Hello y Nach Wasser Noch Erde. Formado en el Conservatorio de Luxemburgo, ampliará en Bruselas, Riga y París, para proseguir en la Juilliard School neoyorquina, contando entre sus maestros a J.Lowenthal, B.Brubaker, J.Lateiner o M.Pletnev.  En el 2000 realizó un registro con la O.N.de Rusia que incluía el Quinto concierto para piano de Prokofiev y el de Ravel. En el Grand Théâtre de Luxemburgo y en el Beaux Arts de Bruselas, dará a conocer la tendencia de su evolución personal con una transcripción para piano y cuerdas de Las cuatro estaciones de Vivaldi. Ya en el 2001, con The New Bach Players Ensemble, se adentrará en sus visiones de las Variaciones Goldberg de J.S.Bach y en sus Conciertos para clave o las Suites francesas, además del primer libro de toccatas de G.Frescobaldi. También grabará la integral pianística de L.Berio. En trío con Rami Khalifé y Aymeric Westrich, tendrá una larga aventura que dejará trabajos visibles: Air on Fire o Istiklatiya.   Justin Messina nos llega por Abandon II en estreno, obra que tendrá puntos en común con otra de título parecido  y que fue estrenada en el Carnegie Hall por la American Compossers O. Tristano incluye la obra por evidentes razones de afinidad estética, ya que Messina cultiva indistintamente sus tentaciones por la tradición orquestal y las innovadoras aventuras electroacústicas. Nuestro pianista del día trabajó con músicos como Carl Craig y Moritz von Oswald y siente un interés reconocido por la obra de Pascal Dusapin y por el músico de jazz Joe Zawinul.
John Cage, ese explorador de timbres inauditos, de experiencias sociológicas que no ocultan sus intenciones de provocar el escándalo y siempre ingenioso a la hora de probar los resultados que pueden ofrecernos un piano preparado, nos permitirá que escuchemos In a Landscape. Del músico sentenciaba P.Boulez: Aporta la prueba de que es posible crear espacios sonoros no temperados, incluso con el uso de los instrumentos existentes. Última andanada del propio Cage: El concierto es hoy una convocatoria esclerosada sujeta a un letargo mental que debe sacudirse.   L.Berio en dos de sus obras éntre las que no falta alguna de sus Sequenze, en este caso la IV. Para Berio, el compositor es como una gran antena dispuesta para recibir y analizar con un oído siempre despierto no sólo los símbolos sonoros que le llegan de todas partes, sino también las corrientes de pensamiento y estilos de su presente.  También entre maestros, G.Ligeti en dos obras, una de ellas Hungarian Rock (Chaconne), pasada por el tamiz de Francesco Triatano. La obra de Ligeti quedará profundamente asociada a los modernos métodos matemáticos o experimentales, buscando un planteamiento propio que le ayude a distanciarse de la estética post-weberniana.