Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Lunes 24.11.2014  | Actualizado 13.26 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS
  • Imprimir
  • Enviar por correo

{ tribuna libre }

JOSÉ FERNÁNDEZ LAGO

Redimir al hombre muriendo

Cuando los hombres vemos a un semejante en peligro y queremos salvarlo, intentamos llegar hasta él del mejor modo posible, para salvarlo de aquella situación angustiosa. Pero en el libro de Isaías se ofrece la imagen de un personaje oscuro, de quien

se afirma que, cuando entre-

gue su vida como expiación, verá su descendencia y prolongará sus años. Como resultado final, después de una vida de entrega a la voluntad del Señor y de sacrificio por los hermanos, verá la luz y hará que multitudes de hombres sean consideradas justas.

En el Nuevo Testamento, la Carta a los Hebreos presenta a Jesús como el Sumo Sacerdote que, sin haber actuado en la tierra como tal, por no ser de la tribu de Leví, sino de la de Judá, ofrece su sacrificio ante el Padre, en el verdadero altar, el del cielo. A lo largo de su andadura terrena, había entendido bien cómo era el hombre, pues se hizo semejante en todo a nosotros, excepto en el pecado. De ahí que podamos acercarnos al Señor con gran confianza, pues es misericordioso y fiel.

El Evangelio del día de hoy nos muestra a Santiago y Juan acercándose a Jesús, para buscar los cargos de confianza en el Reino de Dios. La respuesta de Jesús no se hace esperar: plantea a los dos hermanos si serían capaces de beber el mal trago que él tendrá que beber. Ellos responden que sí, con lo cual Jesús los considera hábiles para seguirle, si bien lo de ocupar los dos primeros puestos es cosa que el Padre se reserva, de acuerdo con el comportamiento que demuestren.

A continuación viene la protesta de los otros diez apóstoles, y la sentencia del Maestro: los criterios de Dios son distintos de los criterios terrenos. Quien quiera seguir a Cristo, habrá de hacerlo imitando al Hijo del Hombre, que no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar la vida en rescate por las multitudes.

El autor es canónigo lectoral

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS