El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

RAMÓN BALTAR

Desahogos del honor herido

18.05.2018 
A- A+

EL ataque del Tribunal Supremo a los jueces teutones que caparon la solicitud de entrega de Puigdemont lo desacredita. Aconseja mal la patriotez. Aparte la arrogancia de que los que reclaman respeto para su trabajo se permitan despellejar el de sus colegas de otro país, la justificación flojea lo suyo. Según los autores, el OLG de Schleswig-Holstein tendría que haber accedido a nuestra petición sin más aquella porque el procedimiento se basa en la confianza.

Interpretación que les lleva a mantener que al desestimar la causa primera de imputación se extralimitaron, cuando su obligación era evaluar si los hechos descritos en la euroorden igualan el delito de rebeldía español con el alemán de alta traición. Diferencia que se supone no desconocen como avezados profesionales del Derecho.

Y aun osaron tildar de ridículo la comparación de los disturbios de Cataluña con los de Frankfurt del Meno por un aeropuerto. Mayor lo hizo el instructor con el 23-F, donde los militares rebeldes emplearon las armas para secuestrar el Parlamento.

En vano se rasgan las togas: España ha rechazado extradiciones por delitos de lesa humanidad. Los imputables a Puigdemont no llegan a tanto, por suerte.

Profesor titular de Latín